miércoles, mayo 18

Jiménez Losantos se deja llevar por la ira

Bastante lastimoso me ha parecido el artículo de Jiménez Losantos titulado "Los cien mil hijos de Caín" . Por varias cuestiones: la primera porque siempre me ha parecido una pena ver que personas inteligentes (como sin duda Losantos es) se dejan llevar por la ira de manera innecesaria, y digo innecesaria porque les resta credibilidad y porque estas personas tienen muchos más recursos que el simple pataleo histérico.

La segunda porque dice auténticas sandeces como eso de "desacraclización del templo de la soberanía nacional" que además de una cursilería cósmica es de la clase de cosas que le hace a uno confirmar la idea de que a falta de Dios el hombre deifica lo primero que se le pone por delante con las penosas consecuencias que esto acarrea. En el caso de los liberales la llamada "soberanía nacional". Lo cual en si mismo es un despropósito.

Lo tercero porque habla del "hijo legítimo de la Constitución de Cadiz", probablemente la más ilegitima de las constituciones que en España ha habido, exceptuando posiblemente la de Bayona. Los datos concretos se hayan en el magnífico libro de Federico Suarez "Las Cortes de Cadiz" (Ediciones Rialp) donde explica con poco lugar a dudas la ilegítima destrucción del derecho español y posterior construcción (haciendo uso de toda suerte de violencias, muy liberales eso si) de la infame constitución.

La cuarta por el innecesario insulto a nuestro rey Carlos V (Carlos María Isidro) que lo único que muestra es la falta de verdadero criterio y argumentos de este señor, por mi admirado durante tanto tiempo.

Y en quinto y último lugar la injusta, falaz y perversa identificación que este señor hace entre los carlistas y los enemigos de España cuando bien sabe el que sus admirados liberales si que estaban (y están) trufados de masones al servicio de poderes extranjeros.

Una pena vamos.

No hay comentarios: