domingo, mayo 22

Zapatero y el terrorismo: Una opinión más prosaica (II)

Las piezas del puzzle van encajando. Según Libertad Digital: "El mensaje que ha lazando el PSOE desde las páginas de El País es que 'ahora le toca moverse a ETA' y que 'debe hacerlo cuanto antes para no desaprovechar las expectativas de paz creadas'"

Voy confirmando mi idea relativa al órdago de Rodriguez Zapatero. Este hombre necesita que ETA declare una tregua. El gobierno está propiciando dicho movimiento por si mismo, y mediante sus medios afines.

Al parecer desde el PP han dicho que el Ejecutivo "está implorando una tregua". Lo cual en si mismo no es malo. No es malo el propiciar la paz. El problema, sin embargo, es doble: 1. la acción del gobierno es una muestra de debilidad justo al principio de un proceso "negociador", y como cualquiera que haya llevado a cabo una negociación (de lo que sea) en su vida, mostrar debilidad es el primer paso hacia el fracaso, y 2. la actitud "implorativa" del gobierno hace temer que este pueda estar dispuesto a cualquier cosa con tal de lograr esa tregua o esa supuesta "paz".

Me reafirmo en mi idea que jugar con todas las cartas al descubierto es una estrategia sumamente peligrosa, y que poca gente es verdaderamente capaz de llegar al éxito siguiendo esa estrategia.

Veo poco probable que la necesidad de fiar todo el futuro político del presidente del gobierno a la eliminación de ETA le vaya a dotar de la necesaria sangre fria y temple psicológico como para no ceder en lo más clave.

No hay comentarios: