jueves, junio 9

Un aplauso, un desacuerdo

Me ha parecido excelente el artículo que bajo el título "La generación Manjón y el asesinato de Couso" publica Eulogio López en Hispanidad.

Su teoría del Síndrome de Estocolmo para explicar la actitud de la sociedad española (o al menos una parte de ella)ante el terrorismo no es nueva. Ya la desgrana Edurne Uriarte en su libro "Terrorismo y Democracia tras el 11-M" que merece la pena leerse por que entre mucha confusión ideológica de liberal abriendo los ojos, existen partes que son notables por su lucidez. El problema del libro es que su autora no se atreve a llegar a las últimas consecuencias de lo que predica, sospecho que porque al asomarse se ha asustado de ver el precipicio ideológico que la espera.

Sin embargo, estoy en desacuerdo con Eulogio López cuando aduce este Síndrome de Estocolmo como explicación de las actitudes del gobierno Zapatero ante el terrorismo. Como ya he dicho anteriormente en esta bitácora, la estrategia de Zapatero se basa en un clarísimo órdago político, esto es, el capital político que generaría la desaparición de ETA. Desde luego el presidente del gobierno hace uso del actual estado de cosas (síndrome de Estocolmo) para sacar adelante sus planes.

Es por eso que la manifestación del pasado Sábado supone un golpe tan formidable a su estratgia porque demuestra que una parte muy considerable de la sociedad española se pasa el Síndrome famoso por el arco del triunfo, y efectivamente anima al resto de España a sacudir sus miedos y afrontar la realidad con valentía. Y eso es precisamente lo que no quiere Rodriguez Zapatero porque supone la caida total de los palos de su sombrajo. Probablemente eso explica el careto de pocos amigos que se gastaba hoy en su comparecencia en el Senado.

ULTIMA HORA: Un par de documentos interesantes sobre Pilar Manjón en Minuto Digital, una entrevista traspapelada, y unas declaraciones bastante poco potables

No hay comentarios: