miércoles, julio 13

La alianza de religiones

Escribe D. Jorge Salinas un interesante comentario en su bitácora a raíz de las recientes conversaciones entre católicos y judios:

Cada vez tiene menos sentido hablar desde Occidente de "alianza de civilizaciones" .La llamada "civilización occidental" ha renunciado a sus raices cristianas y es cada vez es más extraña a la concepción cristiana de la vida personal, familiar y pública. La gran simplificación Occidente=Cristianismo no se tiene en pie. Por eso, hablar de "alianza de civilizaciones", desde Ocidente, carece de sentido; en cambio, se está abriendo paso con celeridad algo parecido a una alianza de las grandes religiones, porque los puntos de coincidencia entre ellas aumentan por contraste con un secularismo globalizador autodegradante.


Desde luego estoy muy de acuerdo con el en la desaparición de la "Cristiandad" como sinónimo de occidente, y que por tanto no tiene sentido hablar de "Alianza de Civilizaciones" cuando una de ellas al menos es inexistente, inexistente por que ella misma no se reconoce como tal.

Sin duda creo que se puede ir más lejos y señalar un claro peligro que al cristianismo acecha, y es el de ser utilizado como punta de choque, o pretexto para un encontronazo que no es si no político, con intereses de esta naturaleza y aún económicos, y que desde luego en nada beneficia al cristianismo como religión.

Creo adivinar detrás de esta pretensión la intención de deslegitimar el mismo concepto de "religión" presentándolo como fuente de todas las incompresiones, peleas y desdichas humanas. Al fin y al cabo el único culpable de tales cosas es el hombre, y el uso bastardo que en ocasiones hace de la religión, pero no la religión misma.

El otro peligro que, desde mi punto de vista, acecha detrás de la intención de utilizar la religión cristiana como punto de confrontación con otras culturas es el del sincretismo. Esto es, en línea con los movimientos "New Age" y dentro de las intenciones de formar un gobierno mundial, se fomentaría la "fusión" de todas las religiones en una sola, presentándola como panacea para acabar con los enfrentamientos que las distintas religiones producen.

Es precisamente de esta forma y desde el punto de vista exclusivamente humano, como entiendo los renovados esfuerzos del Papa Benedicto XVI por retomar vigorosamente el diálogo tanto con los hermanos cristianos separados (protestantes, anglicanos, ortodoxos) como con judios y musulmanes.

2 comentarios:

Cruz y Fierro dijo...

Es mas, creo que desde distintos lugares se esta forzando al Cristianismo a convertirse en una religion eclectica, amorfa, tolerante con todos los males, que renuncia a la busqueda de la Verdad y solo quiere ser un medio mas de catarsis para el hombre de hoy. El rechazo de esta "cosmovision" cada vez mas sera considerado un fanatismo totalmente condenable. Es bien sabido que a los cristianos no se los perseguia en el Imperio Romano por "predicar el amor" sino por ser intolerantes y decir que la de ellos era la Unica Religion Verdadera. Estaremos volviendo a lo mismo?

EDUARDO dijo...

Primero q todo, exelente tema para comentar.
Segundo, me parece q el catolicismo actualmente pesa menos q un paquete de cabritas, en la praxis, la relativización de sus posturas o el no saber abordar los temas modernos, el espetar comentarios desesperados con resultados catastroficos por su intolerancia y falta de perspectiva no los llevará a ningún lado.
No deberiamos espera lo contrario tampoco, ya que como religión, sistema o lo que sea, deberían mantenerse consecuentes.
La unión de todas las religiones la encuentro basicamente imposible, es sólo observar la naturaleza del ser humano, egoista por naturaleza y egocentrico, con suerte se ponen de acuerdo un grupo pequeño para un objetivo determinado y lo harán un grupo más grande e historicamente distintos.
Incluso los origenes son distintos y las bases tambien.