jueves, julio 21

Lo bueno de un cólico nefrítico

Lo mejor de un cólico nefrítico es cuando pasa, cuando el dolor remite. Son los cortos momentos justo antes de que uno se vuelva a acostumbrar a la normalidad. Unos instantes de paz tan intensa y tan inacabable, que verdaderamente parece que se toca el Cielo.

De momento van tres esta semana.

2 comentarios:

sisinono dijo...

Ánimo. Me alegra tu forma positiva de afrontar la vida.

Javier dijo...

Cuídate, ya te lo dije.