jueves, agosto 4

El Código DaVinci ahora en película

Empezando por el mismo título del artículo publicado en el NY Times "Sprinkling Holy Water on 'The Da Vinci Code" (algo asi como "Echando agua bendita sobre 'El Codigo Da Vinci'") todo suena a superficialidad irreverente con pretensiones humorísticas.

Nos informan, en fin, que la película ya ha empezado a filmarse en condiciones de extrema confidencialidad. Al parecer los productores tendrían la intención de "aligerar" un poco la carga anti-católica del libro. Por lo que parece han estado en conversaciones con Barbara Nicolosi y Amy Welborn con el objeto de averiguar de que manera se podría edulcorar la película.

Les sugirieron tres cosas: hacer la premisa central del libro (el matrimonio entre Cristo y María Magdalena) más ambigua, quitar la mención al Opus Dei y arreglar los errores que teien el libro en la descrición de algunos elementos de arte religioso.

De momento no está nada claro si el guión ha sido arreglado conforme a estas sugerencias o no. De cualquier manera el mismo concepto del libro es un bodrio absoluto y ha sido absolutamente machacado en sucesivos libros-crítica como el de la misma Amy Welborn.

Aún asi sigue habiendo "álmas cándidas" que se lo creen, entre ellos el mismo autor que dice:

Mr. Brown has written and said in interviews that the tale is based on extensive research and historical fact


Y el NY Times, en su viaje hacia el periodismo objetivo extremo, da entrada a una señora/señorita al parecer dueña de un edificio que es escenario del libro y la película, que nos sale con una estupidez del estilo:

The book kind of explains to the world how the Catholic Church demonized women such as Mary Magdalene, and also have killed millions of women during the Crusades.


Yo creo que de todas las estupideces que se han dicho sobre la Iglesia Católica esta sin duda se lleva el primer premio.

Por lo demás, los responsables de la Abadía de Westminster (anglicanos) han dicho que "no, gracias" a la cuestión de permitir que se utilizara el recinto para filmar la película. Todavía queda gente con cierto sentido común.

ULTIMA HORA: Amy Welborn no parece demasiado disgustada por el artículo, supongo que se sentirá relajada porque sus declaraciones no han sido tergiversadas ni nada por el estilo. Del mismo modo Barbara Nicolosi dice que el artículo le parece "equilibrado" (fair). Yo creo que ambas tienen cierto síndrome de Estocolmo. La última frase de Nicolosi es significativa:

Anyway, in the end, I think the reporter did a good job. She could have made it sound like the Vatican is organizing a super-secret Opus Dei engineered underground plot to plant bombs on the set of DVC.