lunes, agosto 22

¿Tan dificil es rectificar?

Lo pedí respetuosamente, esperé pacientemente, pero esta vez no he tenido suerte.

Hace unos dias, en Periodistas 21, una bitácora que sigo habitualmente, aparecía una entrada con el sugerente título: " El Código Da Vinci convence a la Iglesia con dinero".

En dicha entrada se decía:

"Unas pocas monedas han acabado con la resistencia de la iglesia a El Código Da Vinci, una de las obras contra las que más ha luchado en los últimos tiempos."


Esto a cuenta de que algunas escenas de la película se están rodando en la catedral de Lincoln (Inglaterra).

Empecé pensando que tanto el erróneo titular como el también erróneo contenido de la entrada se debía nada más que a una confusión del autor del mismo. De modo que expliqué en un comentario a la entrada dentro de la misma bitácora que la catedral de Lincoln es anglicana, y que por tanto deberían aclarar en la entrada que la "iglesia" que al parecer ha cedido sus convicciones al poder del dinero no era la católica como se podría erroneamente pensar.

El resultado a mis comentarios ha sido más bien "decepcionante". Tan decepcionante que ahora puedo pensar sin temor a equivocarme que lejos de "confusión" aqui lo que hay es un intento deliberado de manipulación. Bastante burdo por cierto.

El autor de la bitácora (Juan Valera) ha puesto en la misma un vínculo a una cosa que se llama "Honour Tags". Pincho y leo:


I'm fair, thorough, accurate, and open (transparent) about what I do. I operate with integrity."


TRADUCCION: Soy justo, riguroso, exacto y abierto (transparente) sobre lo que hago. Trabajo con integridad.

Me ha entrado una carcajada tan grande como cuando leo debajo de la cabecera de cierto periódico lo de "Diario independiente de la mañana".

Pobres.

5 comentarios:

SimDalom dijo...

Estoy contigo en tus reivindicaciones. Es verdad que el término Iglesia es equívoco, incluso engañoso. Su rectificación a "i"glesia es un poco descafeinada. Aun así, me parece que haces una crítica muy dura a Juan Varela, al que sigo desde hace mucho tiempo, y un tanto injusta pues no podemos conocer de ningún modo sus propósitos, intenciones o disposiciones como para juzgar algo que, tanto a tí como a mí, nos molesta enormemente.

Embajador en el Infierno dijo...

Te agradezco tu comentario. La crítica me la he pensado mucho y he dejado pasar tiempo antes de hacerla porque creo que es justo hacerlo. La rectificación era sencilla y desde luego del todo procedente. Lo de cambiar de mayúsculas a minúsculas me ha parecido burlesco. Y eso me ha dado pie a pensar que estamos ante una manipulación descarada, porque lo erroneo de la entrada está suficientemente demostrado. Cuando no se quiere rectificar ante lo que obviamente es un error, cuando se quiere persistir en el error obvio sin dar razón de esa persistencia creo que está todo dicho.

Juan dijo...

No necesito ningún subterfugio para criticar el comportamiento de la iglesia católica, lo que no hago en este caso porque la responsable es la iglesia anglicana, como bien digo en el texto. Por esta vez la iglesia de Roma no es mi blanco, como no puede ser de otro modo. El día que alquilen la catedral de Santiago, me oirán.
Gracias por vuestras precisiones.

Embajador en el Infierno dijo...

Gracias por tu comentario Juan.

Sigo pensando que la entrada de tu bitácora es confusa. La alusión que haces a la iglesia anglicana es precisamente para explicar la negativa a utilizar la catedral de Westminster (por cierto hay 2 catedrales de Westminster una católica y otra que fue católica, las dos en Londres). Por tanto si acaso, la alusión es confusa.

No se si necesitas o no de subterfugios, pero desde luego la mencionada entrada se parece demasiado a uno de ellos.

SimDalom dijo...

Juan, ahora que se te ve el plumero sigo metiendo el dedo en la llaga. Abstrayéndonos completamente del contenido de dicho artículo (cosa poco recomendable para cualquier periodista y menos para los lectores), nos quedamos únicamente con el titular El código Da Vinci convence a la iglesia con dinero. Pues sinceramente me parece 100% sensacionalista y morboso, además de falso y engañoso.

La primera Iglesia, la que se negaba, la católica, sigue en sus trece: aquí no se graba. Ahora es otra iglesia, la anglicana, que ha accedido a que se grabe en su templo. Bien, pues el artículo "la" es incorrecto porque es "otra" "I"glesia, de ahí que sea necesaria el complemento "anglicana" para que el titular no sea engañoso.

¿Por qué me parece sensacionalista? Creo que no es necesario comentarlo. Lo único que sé es que si en la Universidad en la que estudio presenta una noticia así me meten un cate que puedo fliparlo.

Un saludo.