miércoles, septiembre 14

De mayor quiero ser Defensor del Menor

Claramente el actual Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid tiene mucho tiempo libre y pocas cosas que hacer. En el FSTM casi no ha dado tiempo ni a que comience un debate sobre la ultima estupidez que se le ocurre al político profesional de turno y a una ONG con exceso de subvenciones.

Según parece dicho señor y su ONG acompañante, quieren que el Estado se meta literalmente hasta la cocina de todos los hogares madrileños y se dedique a hacer labores de policía sobre los padres.

Yo soy padre de familia numerosa y contrario al uso del castigo físico en la educación de mis hijas. Es cierto desde luego, que dicho castigo físico lo he utilizado en contadas y extremas ocasiones, pero lo veo como el absoluto último recurso al que un padre o una madre deben acudir.

Uno debe medir muy cuidadosamente lo que hace en relación a la educación de los hijos, y el recurso al castigo fisico frecuente supone tomar el camino más fácil para buscar la propia tranquilidad en vez de el verdadero bien de los hijos que es un tarea sumamente ardua en ocasiones. Tranquilidad que, aclaro, es sin duda pan para hoy y hambre para mañana.

Dicho esto, hay que darse cuenta de por donde van los tiros. Como de costumbre el politicastro de turno utiliza una cuestión a la que la sociedad es sensible como medio para conseguir un fin último que es despreciable, como es la desintegración familiar. Al final, la intención no es evitar el maltrato infantil (en ese campo tienen mucho que hacer los políticos si de verdad quisieran, antes de meterse a legislar la autoridad paterna) sino el suplantar por parte del Estado la patria potestad de una forma absolutamente ilegitima.

De la misma forma que la actual ley de violencia domestica por mal construida permite los abusos absolutamente injustos (denuncias falsas) me temo que si finalmente se promulga una ley contra el castigo fisico de los niños nos veremos llenos de denuncias falsas de adolescentes recalcitrantes. Todos hemos sido adolescentes y sabemos los sentimientos de confusión que nos inundaban en aquellos tiempos que las mas de las veces los proyectabamos hacia nuestros padres. Imaginaos si a estas edades cuando el uso de razón suele ser una anercdota, se les da un instrumento legal para meter al padre o a la madre en el trullo. Es que no quiero ni pensarlo. Pero los politicos estatistas y destructores de la familia saben bien lo que hacen. Sin duda me parece demoniaco.

5 comentarios:

Apóstol dijo...

Embajador:
En Chile a unos pequeños lineamientos a este respecto y por otra parte no hay conciencia de lo que hacen las autoridades (poder legislativo), porque los medios informan lo que quieren informar.
Cuando muestran noticias del extranjero no tocan estos temas, lamentablemente la mayoría de noticias giran a temas intracendentes.
Quisiera pedirte ayuda para mejorar algunos aspectos de diseño de mi blog (los links se van al final, lo mismo que el perfil) y también pedirte si por favor me puedes eneñar a promover mi blog y para que circule en los primeros lugares en Google Chile. No se como hacerlo.

La Paz del Señor
Juanita

Apóstol dijo...

Embajador:
En Chile a unos pequeños lineamientos a este respecto y por otra parte no hay conciencia de lo que hacen las autoridades (poder legislativo), porque los medios informan lo que quieren informar.
Cuando muestran noticias del extranjero no tocan estos temas, lamentablemente la mayoría de noticias giran a temas intracendentes.
Quisiera pedirte ayuda para mejorar algunos aspectos de diseño de mi blog (los links se van al final, lo mismo que el perfil) y también pedirte si por favor me puedes eneñar a promover mi blog y para que circule en los primeros lugares en Google Chile. No se como hacerlo.

La Paz del Señor
Juanita

Lilian dijo...

Interesante post. De hecho en Chile, varios adolescentes presentaron denuncias de ese tipo. Estoy de acuerdo contigo que el castigo físico es "necesario a veces, ya como un último recurso. Obvio no se trata, de molerlos a palos.
El Doctor Spot, creo que se llama, fue el que aseguró que el castigo creaba traumas imborrables en los niños, y por lo tanto, no había que hacerlos... con el paso de los años, reconoció públicamente que se había equivocado y pidió disculpas.
Un saludo

Lilian dijo...

Sorry, Doctor Spock, no spot... :(
El alzheimer galopante :s

Embajador en el Infierno dijo...

Si, mi madre tenía el famoso libro del doctor "Tu hijo". Mi impresión es que nunca le hizo mucho caso.