miércoles, septiembre 28

El efecto llamada

Gravísimos incidentes están teniendo lugar en Melilla a causa de una invasión, que esta vez ya empieza a ser violenta,por parte de inmigrantes subsaharianos.

Uno se acuerda de lo que otros se mofaban acerca del "efecto llamada" que la maravillosa medida del "papeles para todos" llevada a cabo por el gobierno socialista podría traer. Otros ya advirtieron de una cuestión que era clara como el agua.

Y desde luego nos quedan teorías conspiratorias, que sin duda lo son menos, acerca del papel del dictadorzuelo marroquí en este asalto por las bravas a Melilla. No creo que haya nadie suficientemente cándido como para pensar que Mohammed está consternado y poniendo todos los medios a su alcance para que estos incidentes no se produzcan.

No se donde leí el otro dia que toda esta situación recuerda al famoso "No necesito que me mande usted más policía, sino que me mande menos manifestantes", que el embajador inglés espetó al ministro de Gobernación español a cuenta de unas concentraciones pro-Gibraltar español que se daban ante la embajada inglesa.

Seguramente Alonso (el ministro, no el campeón) ya ha estado hablando con su homólogo marroquí con una petición similar. A lo que el marroquí por lo que parece hace oidos sordos. Me pregunto que tendrá que ver el actual estado de las negociaciones sobre el Sahara con toda esta historia.

No hay comentarios: