miércoles, septiembre 21

Guerras entre democracias

Uno de los lugares comunes más frecuentes entre los defensores de la democracia liberal consiste en afirmar que "nunca ha habido guerra entre dos democracias". El objeto de este eslogan es mostrar que dicho sistema político contribuye como ningún otro a la estabilidad entre naciones, y que por alguna razón desconocida, la adopción de dicho sistema confiere a sus ciudadanos alguna clase de estado espiritual que los hace de repente más pacíficos.

Viene esto a cuento porque en el FSTM venimos disfrutando recientemente de la visita de un nuevo forista que se identifica con el pseudónimo de "ultraliberal". Como cualquier otra persona que se acerque al foro es bienvenido con tal que se comporte. El nuevo forista no ha esperado mucho a lanzar el famoso eslógan, lo cual me ha hecho pensar en el mismo.

He de reconocer que la respuesta no ha sido inmediata, me ha llevado varias horas de insomnio el darme cuenta que el ejemplo más sencillo de la falacia de dicho eslogan lo tenía más cerca de casa de lo que pensaba.

En efecto, la guerra hispano-norteamericana de 1898 fue una guerra entre dos democracias. Tiene además el interesante aspecto que la democracia agresora es presentada por el mundillo democrata-liberal como el "no va más" en cuanto a respeto a las libertades y valores democráticos en el mundo actual.

No se me mal entienda, el que suscribe tiene una postura de "simpatía crítica" hacia los Estados Unidos de América. Creo que es un país admirable en muchos sentidos, y no es menor la capacidad de iniciativa de sus gentes en muchos y numerosos campos. Pero no soy ni un defensor a ultranza, ni un crítico descerebrado.

En fin, mi pequeño grano de arena para que la escena liberal tenga una idea nueva que considerar y sobre (a lo mejor) la que reflexionar. Al final, estas sentencias terminantes suelen tener puntos flacos.

ULTIMA HORA: Tal y como suponía, mis amigos del FSTM se han lanzado a degüello para aportar más ejemplos y consideraciones sobre el particular.

No hay comentarios: