viernes, octubre 28

¿Se mueve la sociedad civil?

Da la sensación que algunos han estirado la cuerda demasiado y no parece que esta vaya a aguantar todo lo que quisieran. El ver ayer por televisión a Mariano Rajoy brindar con cava catalán acompañando a algunos de los principales empresarios de este sector se me parece bastante sintomático.

Personalmente tenía mis dudas sobre la conveniencia del famoso boicot. Pero lo cierto es que a los ciudadanos de a pie nos quedan pocas opciones aparte de empezar a tomar las cosas por la tremenda. En Estados Unidos, la señora Miers acaba de renunciar a su candidatura como juez del Tribunal Supremo de dicho país, debido a las fuertes presiones que representantes de la sociedad civil, que no existe en España, han hecho sobre el presidente.

Aqui las presiones o son en plan violento o no funcionan. Lo acabamos de ver con los pescadores y los transportistas. Lo acabamos de ver con ese bochornoso espectáculo que ha sido el nombramiento de Santiago Carrillo como Doctor Honoris Causa. Está claro que la clase política presiona con sus planes hasta que el paciente grita, y luego sigue presionando hasta que muerde. Y es entonces cuando empiezan a replantearse las cosas.

Pide FMH en un artículo demasiado lleno de lugares comunes y mitos liberales que, la democracia española "se haga mayor de edad". Pues no señor, quien se tiene que hacer mayor de edad, quien tiene que dejar de comportarse como un niño consentido, es la clase política española en su totalidad. Pero al final, el sistema es el problema, y cuando tenemos a una clase política que dentro de su feroz relativismo no admite más verdad que la impuesta por unas Cortes por otro lado amañadas por los monopolizadores de la partitocracia, es dificil pedirles que procuren pensar en esa cosa tan tonta que se llama "bien común".

En fin, se me va el hilo, decía todo esto a cuenta de la efervescencia que está teniendo lo que empezó como una especie de quimera internetera, o sea, el famoso boicot a los productos catalanes. Mal debe andar la cosa cuando no se deja de hablar del tema (interesantes los artículos de Bye Bye Spain y Criterio). Pero bueno, yo me alegro, y aqui si que estoy de acuerdo con FMH cuando dice que ya es hora de que alguno de los supuestos líderes de la sociedad civil (por ejemplo los empresarios) hagan frente a alguna de sus responsabilidades sociales.

Lo que me extraña es que un liberal diga precisamente eso, cuando para un liberal el papel social del empresario es inexistente, cuando el empresario lo único que debe hacer es procurar la maximización del beneficio de su empresa. ¿A qué van a exigirles ahora que se metan en cuestiones sociales?. Menuda incongruencia. Otra vez el sistema es el problema.

Como carlista y firme defensor del papel de los cuerpos intermedios (lo que otros eufemisticamente llaman "sociedad civil") creo en la necesidad de romper el monopolio político de los partidos, creo en el papel social de los empresarios, creo en la necesidad de configurar otro sistema donde la participación de la ciudadanía esté más allá del papelito en la infamante urna cada 4 años. Veo que hay nerviosismo, y me alegro. La sociedad civil, los cuerpos intermedios empiezan a nacer en España, y eso es bueno para todos, aunque los políticos estén muertos de miedo porque se les acaba el pastel.

3 comentarios:

Lilian dijo...

¿Qué significa ser carlista?

Embajador en el Infierno dijo...

El carlismo es un movimiento político que nace en España en la primera mitad del siglo XIX. Toma su nombre del Infante Carlos María Isidro, hermano del rey Fernando VII y su legítimo heredero. El rey Carlos V no llegó a reinar en España y su puesto lo ocupó la hija de Fernando VII, Isabel, que fue nada más que una marioneta del liberalismo que comenzó la destrucción de España.

El ideario político del carlismo se resume en el cuatrilema: Dios, Patria, Fueros, Rey. Hoy en dia está representado en España, por la Comunión Tradicionalista Carlista, una pequeña formación política que poco a poco va siendo más conocida en el pais, sobre todo entre la gente joven y entre los católicos más comprometidos. De hecho es la única organización formalmente confesional que existe en mi país.

Si quieres saber más sobre el carlismo y la CTC puedes mirar la página web de esta formación en www.ctcarlista.org. Te recomiendo el apartado "Qué queremos" donde explica todo con detalle.

Gracias por interesarte por este asunto, y por supuesto estoy a tu disposición para hablar más sobre este asunto si quieres.

Lilian dijo...

No, Gracias a ti, por tu disposión a enseñarme. Grax por el link, voy a informarme más :)
Un saludo