viernes, noviembre 4

Disturbios en París: No todas las sociedades multiculturales son iguales

Octava noche de disturbios en París

Hace unos años estuve de viaje por motivos profesionales en Singapur. Singapur es un oasis de paz, limpieza, orden y tranquilidad en el extremo de Asia. Allí aplican eso que decía Unamuno de "tranquilidad viene de "tranca"".

En aquellos dias (año 2000, más o menos), desde la ventana del hotel que daba bonitamente al Estrecho de Singapur, total y permamentemente poblado de petroleros, había un portaaviones inmenso y algunos buques de escolta.

Pregunté por aquello. Me dijeron que hacía unas semanas había llegado un nuevo diplomático estadounidense a Singapur. El señor este se trajo a su familia que entre otros miembros la componía el clásico adolescente díscolo-rebelde-malcriado. Al buen chaval no se le ocurrió otra cosa para anunciar la llegada a su nueva residencia que quemar tres coches de la calle donde vivía.

En Singapur te meten en la carcel por tirar un chicle al pavimento (literal). De modo que os podeis hacer una idea de la que le cayó encima a este chaval. Concretamente 11 golpes de vara. Esto no parece mucho, pero según me explicaron, los mencionados golpes de vara (en el trasero) son tan dolorosos que la mayoría de la gente desfallece (esto es, pierden el conocimiento) al segundo golpe más o menos. Una vez desfallecido esperan a que te reanimes y vuelven a empezar. El proceso suele tardar varios dias.

Ante el castigo impuesto por las autoridades al chaval los USA mandaron unos cuantos barquitos para advertir al gobierno de Singapur que esas cosas no se hacen con un ciudadano americano. Sería por la cantidad de deuda americana que el gobierno de Singapur posee en sus rebosantes cofres, sería por que los chinos tendrían algunas fotos prohibidas del presidente USA, sería por lo que fuese, el chaval se llevó los 11 varazos.

Singapur sigue siendo un remanso de paz, limpieza, orden y tranquilidad, y de momento nadie parece quejarse, y desde luego, si existe una sociedad "multicultural" en el mundo esa es la singapureña donde hay absolutamente de todo menos conflictos "interculturales".

2 comentarios:

Apóstol dijo...

Hola Embajador: pasaba a saludar y a contarte que recien publiqué un post, por si quieres pasar a leerlo...

La Paz del Señor

Embajador en el Infierno dijo...

Muchas gracias. Te tengo en mi lector de feeds, de modo que cada vez que publicas lo se y te leo sin necesidad de ir a la pagina.