domingo, noviembre 20

Se esfumó el talante

Es el acertado subtítulo de un artículo que leo en el Semanal Digital a cuenta del calentón que se ha agarrado el presidente del gobierno al haber sido pillado una vez más (y van....) en una de sus reuniones secretas.

He visto el reportaje por televisión y verdaderamente el hombre estaba sumamente irritado, nervioso y hasta cabreado.

Editorializa el mismo Semal Digital sobre el asunto:

El presidente ha sido cazado hablando en secreto en La Moncloa sobre ETA, sobre el Plan Ibarretxe, sobre el Estatuto catalán, ahora sobre una operación financiera de hondo calado político... Todas esas entrevistas podrían haber sido públicas, pues nada tiene de particular que mantenga contactos habituales con Josu Jon Imaz, Josep Lluís Carod-Rovira, Artur Mas o, por supuesto, el mismo Durao Barroso. El problema es que dar a conocer esos contactos obliga a un gobernante democrático a explicar su contenido. Y de eso parece huir Zapatero como de la peste.


Seguro que al final todos los políticos son iguales, pero algunos no se las dan de Hermanitas de la Caridad.

No hay comentarios: