viernes, noviembre 18

A Zapatero le huele la cabeza a pólvora

3 millones de firmas y unos cuantos meses de paciente espera no fueron suficiente para que el presidente del diálogo se sintiera minimamente predispuesto para recibir a las asociaciones que insistentemente reclamaban la reunión. 1 millón de personas en la calle desde luego ha podido ayudar, pero no hace falta ser muy mal pensado para darse cuenta que algo ha debido tener que ver el brutal declive electoral del PSOE y la popularidad del presidente del gobierno.

Hace ya unos dias Wonka ofrecía unos interesantísimos gráficos que mostraban, antes del último barómetro del CIS, como la impopularidad del actual gobierno llevaba una senda más que preocupante. Y todo esto antes del debate sobre el Estatuto de Cataluña.

Muy mal debe andar la cosa cuando ni siquiera El País en su portada hace el más mínimo intento de ocultarlo. Hecho curioso que de los diarios nacionales sea el único que no haga editorial del tema, a pesar de llevarlo a la primera página. Será que todavía están decidiendo si meter una andanada de las gordas o calmar nervios.

Sin embargo, y a pesar que finalmente Zapatero ha recibido a las asociaciones contrarias a la LOE, los comentarios que sobre dicha reunión ha hecho el gobierno no parece que dejen mucho márgen para el optimismo. Huele sospechosamente a maniobra dilatoria o simplemente a querer engañar con el señuelo del diálogo a dichas asociaciones. De momento el gobierno ha dejado bien claro que sobre la asignatura de Religión no hay nada de que hablar (diálogo, diálogo....), y por supuesto no se ha comprometido a nada más que a sentarse a discutir. Punto.

El nerviosismo socialista está a flor de piel, y se nota no solo en los absurdos viajes de la vicepresidenta, sino en las "iniciativas" bastante a la desesperada del PSC acusando sin pruebas al PP de presuntos actos delictivos.

No debería, desde luego, pasar desapercibido el hecho que José Bono es el ministro mejor considerado a considerable distancia del presidente del Gobierno. Estoy deseando leer el editorial de El País del Sábado.

En fin, Zapatero ha dilapidado su "capital" político de una forma casi infantil. Mucho golpe de timón tiene que pegar para reconducir una situación verdaderamente catastrófica. Desde luego posibilidades tiene y candidatos para echar a los leones (Montilla, San Segundo, Moratinos, el Estatuto, la LOE....) no le faltan. Pero la verdad es que uno no le ve con la cintura e inteligencia como para salir bien parado de esta situación.

No hay comentarios: