lunes, enero 23

Narraciones de Pio Moa


Me he topado con unas narraciones de Pio Moa en el suplemente Fin de Semana de Libertad Digital. Cuenta su vida como joven sin trabajo por Europa. Algo de esto ya se intuía en su libro de memorias (parciales, pues solo se refieren a una época concreta de su vida) titulado "De un tiempo y de un país". Libro por otro lado altamente recomendable pues ayuda a entender una época reciente de la historia de España a través de un protagonista esencial, a la vez que ayuda a conocer a ese mismo protagonista.

Tengo que decir que estas narraciones de Moa en Libertad Digital las encuentro un poco flojas. No tiene mucho que ver con el estilo del libro mencionado anteriormente, y si que da la impresión que las ha escrito con algo de prisa. Incluso me da la impresión que no las ha releido después de escribir. Y digo esto porque una de las características notables del estilo narrativo de Moa es que de vez en cuando cuela un chiste, una ironía o un sarcasmo que están perfectamente engarzados en el texto y además suelen tener bastante gracia.

En los textos de Libertad Digital se nota por lo poco integrados que están los chistes que lo ha hecho con prisa. Deseo que a Moa no le alcance el síndrome del escritor de éxito, que de repente pasa de tener pocas ideas pero muy buenas, a apabullarnos con muchas ideas pero malas. Es el problema de ser prolífico. Que resista la tentación.

A lo que vamos. Me ha gustado el artículo titulado "El hombre que quizás vio al diablo" y recomiendo su lectura. De todo él entresaco el siguiente diálogo:

Mencionó el exterminio de los templarios, la Revolución Francesa y otros sucesos. Poseía una cultura amplia y heteróclita, y una visión conspirativa de la historia. Los judíos y los masones dominaban el panorama. La Ilustración, la Revolución Rusa, las guerras mundiales… se explicaban por las intrigas satánicas de ciertas organizaciones. Mencionaba una novela de Disraeli, Coningsby, aunque dudaba de Los protocolos de los sabios de Sión. Yo lo encontraba muy interesante, pero no tan convincente.

– Si esos tipos son tan inteligentes, toman tantas formas y consiguen siempre que la historia discurra a su favor, entonces no hay quien pueda oponérseles. Además, debían de haber triunfado hace ya mucho tiempo –oponía yo, algo toscamente.

– Se trata de una conspiración a través de los siglos contra el legado de Cristo y la Iglesia Católica, y, por supuesto, no han vencido ni vencerán jamás: "Las puertas del infierno no prevalecerán".

– Entonces tampoco hay que preocuparse tanto…


Me ha hecho gracia. Sobre todo porque comparto la opinión, y eso que como ya he dicho me pirran las conspiraciones, y tengo muchos, muchos libros sobre masonería y demás.

"De un tiempo y de un país" en La Casa del Libro

No hay comentarios: