sábado, enero 21

Rompiendo el monopolio de la acción política

Me ha parecido particularmente acertado el editorial de Minuto Digital sobre el despertar de la base social de la derecha. Admitamos por un momento la validez de la división política entre izquierda y derecha, lo cual es mucho admitir. Minuto Digital hace el análisis que los dirigentes de la supuesta "derecha" deberían haber realizado hace décadas, es decir, la necesidad del dominio cultural como base de partida para el éxito politico-social.

Constata posteriormente el diario digital la "efervescencia" de la acción social que actualmente tiene lugar en España. A mi parecer se le olvida añadir que esto es gracias a que el PSOE está en el poder. Se han juntado el hambre en forma de necesidad de acción social y ciudadana de generaciones "nuevas" de españoles, con las ganas de comer de un partido político (el PP) que necesita de ellas.

Si el PP hubiese estado en el poder en este momento, no quepa la menor duda que toda esta efervescencia social habría sido poco menos que ahogada. Y el reconocimiento implicito de este peligro es lo que hace más interesante el último párrafo de la editorial de Minuto Digital:

Por ello hay que estar alerta frente a los proyectos, que seguramente iniciados sin mala fe, quieren controlar esa frescura y dinamismo para uniformizar y someter toda esta iniciativa ciudadana en beneficio exclusivo de una determinada línea ideológica.


Más claro no lo puede decir. Lo bueno de este movimiento es que es social y ciudadano, y lo mejor es que supone una reactivación de la acción política ciudadana fuera del monopolio partidista.

De modo que vuelve a advertir el diario:

Por ello, desde nuestra condición de simples ciudadanos preocupados por la defensa de valores, ajenos a luchas por el poder, os advertimos que debéis recelar de aquellos que os solicitan, pero se olvidan de que no solo hay que usar los valores para hacer llamamientos, sino para crear una nueva política que regenere nuestra sociedad.

Este verano dediqué varias entradas de esta bitácora a escribir sobre el tema de la "intelectualidad" y la derecha política (están aqui, aqui, aqui y aqui) donde llegué a conclusiones que son perfectamente válidas para comentar este nuevo editorial de Minuto Digital.

Al final los políticos actuales son profesionales de su campo, viven de él y su preocupación es exclusivamente el alcance, disfrute y mantenimiento del poder. Cualquier medio para alcanzar dicho fin que no sea puesto en cuestión por los medios de comunicación de masas es válido, y viceversa.

En la izquierda la identificación de la acción ciudadana (política, social y cultural) con la acción de partido ha sido desde siempre uno de sus sellos de identidad. El intelectual (en el sentido precisamente gramsciano) ha estado siempre a las órdenes del partido y persiguiendo los mismos fines. En la derecha, donde el intelectual es las más de las veces cristiano, este solamente está al servicio de la Verdad, no del partido, y por eso el político de derechas huye de los intelectuales de derechas como de la peste.

Ha tenido que venir a la derecha un intelectual (en el sentido gramsciano, insisto) procedente del izquierdismo más duro (Jimenez Losantos) para que esto se entienda en toda su extensión. Losantos es un intelectual de derechas con formación izquierdista. Un político de derechas no puede desear nada mejor. Un verdadero intelectual al servicio del partido.

Por suerte la acción ciudadana de momento está sobrepasando el poder de encauzamiento de los partidos. Deseemos que esto siga así durante muchos años. Es el principio de la democracia en España.

No hay comentarios: