martes, febrero 28

Zapatero y el terrorismo (y XV)

Creo poder decir sin que suene demasiado pretencioso que a los que nos interesa el asunto del terrorismo separatista vasco más allá de la coyuntura política, no nos sorprende demasiado los acontecimientos recientes. Casi al inicio de esta bitácora (hace ya casi un año) y ayudándome del razonamiento de otros bitacoristas presentía que el interés de Zapatero era simplemente el de "hacer historia". Al precio que fuera eso si, con el único objetivo de volver a ganar unas elecciones.

Ya van 15 entradas sobre el tema. Y hoy meto una nueva porque me ha gustado el artículo de Victoria Prego que hace unos dias apareció en "Bye, bye Spain". Es un artículo bastante ingenioso y cierto.

La conocida periodista viene a argumentar que la ciudadanía y dentro de ella, las víctimas, están ya hartas de treguas. Por experiencia (alguna bastante reciente) saben que las treguas no lleván a ningún sitio deseable, que no son más que un engaño.

Sobre esta base, arguye Victoria Prego:

"Se ha equivocado el presidente del Gobierno al poner el carro delante de los bueyes. Rodríguez Zapatero ha hecho todos los gestos imaginables para tratar de acercar a los terroristas a las vías políticas, en un intento loable de que abandonen las armas. El error está en que lo ha hecho al revés: primero ha dado él los pasos y ahora espera que la banda le responda positivamente.Pero por el camino se ha dejado a una parte decisiva de la sociedad española, sin la cual no le es posible recorrer el tramo final de un acuerdo definitivo .


O sea, que le ha podido su deseo de pasar a la historia o el apremio de la gloria. Y cualquier parvulín sabe que poniendote a negociar con esas prisas el resultado no puede ser bueno.

Por suerte la gente se ha dado cuenta antes que la situación fuera irreversible.

No hay comentarios: