martes, marzo 7

Aborto en USA (y 5)

El gobernador de Dakota del Sur ha firmado finalmente la nueva ley que restringe severamente el asesinato de niños no nacidos.

La asociación abortista Planned Parenthood ya ha anunciado que llevará la mencionada ley ante los tribunales de justicia, lo cual es precisamente el objetivo que tenían los legisladores.

En un interesante artículo del LA Times se investiga el nerviosismo que este movimiento legislativo está causando tanto en las filas abortistas como en las de los movimientos provida.

Los movimientos provida temen que la iniciativa de Dakota del Sur, que ha sido seguida por Mississippi y Missouri tenga efectos negativos en el sentido de poner a la sociedad mucho más en contra de medidas provida. Entienden que todavía la sociedad no está suficientemente concienciada como para apoyar este tipò de medidas.

Según parece la idea detrás de la nueva ley en Dakota del Sur es que tarde suficiente tiempo en llegar al Tribunal Supremo como para permitir la elección de otro juez provida que asegurara un fallo favorable. Sin embargo, el mismo hecho de que esta legislación esté aproximándose al Supremo puede hacer del proceso de elección de un nuevo juez provida una misión imposible.

Es decir, según algunas organizaciones provida puede darse el caso de que la iniciativa de Dakota del Sur llegue demasiado pronto.

Personalmente opino que en las iniciativas humanas siempre hay un componente de riesgo que hay que asumir, y un componente de planificación que es necesario realizar. Pero de igual manera que un buen proyecto o una buena idea pueden morir por exceso de riesgo, también pueden caer por exceso de planificación.

Entiendo porque los más audaces se lanzan precisamente ahora al ataque. En USA tienen una situación favorable que es posible nunca más se les llegue a presentar. Esto incluye mayoría republicana en el Congreso y Senado, un presidente provida (aunque sea tibio) y un Tribunal Supremo claramente favorable como no lo había estado en 30 años a estas cuestiones. Creo que el exceso de planificación está de más.

Eso si, estoy de acuerdo con Patricio que la cuestión de la vida va más allá de las reformas legislativas, y lo que hay que ganar son los corazones y las conciencias. Pero el poner el asunto de la vida bien prominente en la palestra nacional creo que ayuda definitivamente a ganar las conciencias.

Mas sobre esto aqui, aqui, aqui, y aqui.

No hay comentarios: