jueves, marzo 9

El aborto en USA (y 7)

Obviamente, y nadie puede esperar otra cosa, toda esta nueva historia de iniciativas antiabortistas en USA va a tener sus momentos más optimistas y otros más pesimistas. Es lógico que esto sea una montaña rusa, más pequeña o más grande, y no tanto una linea recta hacia el éxito.

Es en este sentido desde el que tenemos que ver el más reciente movimiento de la trama. Según parece, el gobernador de Dakota del Sur ha reculado considerablemente en su posición personal hacia el asunto en cuestión.

En un comunicado hecho público ayer, Mike Rounds deja bien claro que aunque firmó la ley que restringe severamente la posibilidad de matar a niños no nacidos en el vientre de su madre, el personalmente no está de acuerdo con dicha ley.

El problema vendría si en vez de llevar la ley ante los tribunales, los grupos abortistas que se oponen a ella decidieran forzar la convocatoria de un referendum. En ese caso el gobernador de Dakota del Sur ha dejado bien claro que el no haría campaña en dicho referendum ni a favor ni en contra de la ley.

Es un tema muy espinoso y claramente el gobernador no desea dañar sus posibilidades de acceder a más altos puestos (el Senado o el Congreso de la nación) si toma una posición demasiado clara en este tema. Bastante repugnante pero así es.

Anterior entrada sobre este tema

Noticias via NOR

2 comentarios:

Patoace dijo...

Me parece que a los cristianos no se nos da bien esto de las sutilezas en política. Cuando tratamos de serlo, en el fondo le damos un documento en blanco a los políticos y terminamos siendo traicionados.
Por eso prefiero que se lleve adelante esta ley antiaborto, en vez de andar sacando cálculos respecto a si será impugnada en las cortes y cuándo llegará a ser vista por la última instancia.

Embajador en el Infierno dijo...

Bueno, yo creo que ese es el espíritu Patricio. Creo que debemos tomar conciencia de que nuestra voz tiene que ser no solo oida, sino respetada y seguida. Se acabó eso de los cheques en blanco.