martes, abril 11

Las mentiras de Umbral

Francisco Umbral siempre me ha caido como una patada en el hígado, excepto el dia que puso en su sitio por televisión a la cursi de Mercedes Milá. Y digo que me cae mal porque es la cristalización del palurdo acomplejado que para no sentirse de menos en la capital intenta ser más moderno que nadie, despreciando todo lo que es apreciable y apreciando lo despreciable.

Siendo Madrid, como es, una ciudad de aluvión (y esto es muy de agradecer) se entiende que el especimen umbraliano de provinciano acomplejado abunde, y por ello el plumífero tenga tantos seguidores.

Digo esto porque me ha alegrado leer la enésima prueba de la inanidad umbraliana. En esta ocasión un apestoso artículo sobre la artista Rocio Dúrcal (q.e.p.d) en el que Umbral hace el papel de periodista avezado y cosmopolita, ante la provinciana que viene a ganarse la vida a la capital. Y resulta, como explica un lector de dicho artículo, que la realidad fue más bien al revés. Dúrcal, nacidad en Madrid, le vino a hacer un favorcito en forma de entrevista al chupatintas pelón, el cual demostrando su calidad personal se lo agradece de esta forma al cabo de los años.

Technorati Tags: , , , ,

No hay comentarios: