martes, abril 4

Misa tradicional: ¿Se acerca su uso universal?

El asunto está que arde.

Hache dice en su bitácora que existen rumores diciendo que el decreto de universalización de hecho ya está firmado.

Son rumores, tengamoslo en cuenta.


Anterior entrada sobre este tema.

7 comentarios:

Roncal dijo...

Yo, sin más datos que el instinto, estoy casi seguro de que así será. Quizá porque la Misa Tradicional es, digamos, mucho más respetuosa con el protagonismo de Dios durante la celebración, por lo que tarde o temprano debía de ocurrir ésto. La Iglesia en la Historia va ahondando y creciendo en el conocimiento del Misterio de la Revelación y adaptando lo accidental mientras conserva lo fundamental. Lo que no tenía sentido es que la Renovación del Sacrificio de Cristo perdiera veneración; que el protagonismo del altar fuera cedido al celebrante, que las oraciones y la lengua universal de la cristiandad mutaran de un día para otro, etc...

Embajador en el Infierno dijo...

Yo también creo que será, pero no estoy seguro de que sea tan pronto como ahora. Cualquiera que haya leido "El espíritu de la liturgia" sabe perfectamente de que pie cojea nuestro Papa y por donde van los tiros.

Por cierto, tu "resumen" de la situación es lo mejor, más claro y más conciso que he leido en mi vida.

Roncal dijo...

Gracias por tus amables palabras. Y enhorabuena por tu blog, que es una maravilla. Ya he seguido algún que otro consejo literario tuyo.

En cuanto a la visión de BXVI sobre la Liturgia, efectivamente, no ha sido nunca partidario de devolver su papel primoridal a la Tridentina. Más bien, cree que habría que conservar aspectos de la Misa Tradicional para pulir excesos de la Nueva. También es cierto que desde hace tiempo, se ha quejado de esa especie de postración a la que se ha sometido a la Liturgia Tradicional.
Creo que juegan varios factores a favor de la Misa tridentina en el Papa. Por una parte, el giro hacia la Tradición que inició en su día Ratzinger tras su paso por la teología 'progresista'; giro que aún no ha terminado, si no que, al contrario, sigue produciéndose en este hombre tan analítico como espiritual. Por otra parte, el deseo de que los lefebvristas vuelvan al redil; y en tercer lugar, pero relacionado con los otros y más importantes, el desmoronamiento de pueblos enteros otrora fieles a la Iglesia: tras los escasos frutos del lenguaje y las formas contemporizadoras, cada vez es más patente que a más rotundidad en el anuncio de la Fe, a más personas llega ésta.

Patoace dijo...

Desconfío de estas medidas. Los seres humanos y los católicos en particular tenemos tendencia a separarnos en grupos, y tener dos misas válidas temo que conducirá a la típica actitud de "yo soy más reverente que tú".
Preferiría que se iniciaran esfuerzos directos en el sentido de hacer más reverentes y respetuosas todas las misas.

Embajador en el Infierno dijo...

Patricio,

estoy de acuerdo con lo que dices. De hecho mi principal "pero" a la universalización de la misa tradicional es la posible división de la Iglesia en torno a la liturgia.

Sin embargo, no nos engañemos. Esa división ya existe. Existe entre los que piensan que la misa es un show más, y los que piensan que es el centro de la vida del cristiano y por tanto la tratan con la reverencia y devoción que se merece.

Por lo demás, esfuerzos para hacer más reverentes y respetuosas todas las misas se han venido haciendo desde tiempo inmemorial, y más recientemente con el Papa Juan Pablo II. En general el personal hace oidos sordos.

Para mi que la universalización de la misa tradicional podría traer por la via de los hechos esa reverencia y ese respeto tan necesarios.

Anónimo dijo...

Hola:

quisiera hacer dos preguntas comentarios:

No temen que la misa en latin alejara a la gente en especial a los jovenes de la iglesia quizas en favor de cultos cristianos evangelicos???

Antiguamente el Latin era un lenguaje universal pero ya no.
Quizas se pueda cambiar el modo de dar misa pero no necesariamente el lenguaje.

Embajador en el Infierno dijo...

Realmente la desafección de los jóvenes es un asunto que ya se está dando sin necesidad de reformar la misa. Y especificamente hacia cultos evangélicos está ocurriendo en Hispanoamérica. De modo que el hecho que se reforme la misa no creo que vaya a empeorar la situación. Más bien creo que lo contrario. De hecho hay multitud de jóvenes entre las congregaciones que siguen la misa tridentina.

El latín no ha dejado de ser un lenguaje universal, aunque es muy cierto que su uso y conocimiento no es tan grande como hace 40 o 50 años. Sigue siendo el idioma de la Iglesia, eso no ha cambiado. Y desde mi punto de vista sigue siendo un elemento de unidad en la Iglesia y expresión de catolicidad, una lengua que podemos entender todos.

De ahí que, siempre en mi opinión sujeta a lo que disponga el Santo Padre, es bueno y deseable una mayor introducción del latín en la liturgia.

Muchas gracias por sus comentarios.