jueves, mayo 25

Código DaVinci: Ultima entrada

Reconozco que el tema del Código DaVinci me cansa enormemente. Me cabrean en general los "best-sellers" y los libros malos, porque son una pérdida absurda de tiempo y dinero. El ciudadano medio anda escaso de ambas cosas. Y me subleva principalmente la incansable discusión que este asunto ha suscitado en la blogosfera, donde no hay dia en que aparezcan tres o cuatro entradas sobre el particular.

En fin, quería dejar constancia de un asunto.

Mi padre, que está de un activista que lo tira, logró recoger 900 firmas en un par de dias pidiendo que en el cine de nuestro barrio no se proyectara la famosa cinta. Esto además de numerosos correos electrónicos que se mandaron al dueño del cine.

Este ha contestado informándo que basicamente (y sin mencionarlo) va a utilizar las firmas y los correos electrónicos para un uso higiénico y que por pudor no menciono, pero que está en la mente de todos. Esta es la respuesta, de la que he quitado detalles que identifican los cines y demás:

Me dirijo a ustedes en nombre de mi representada, la mercantil XXXX (titular de la explotación de los cines XXXX), en relación a sus quejas con la proyección de la película "El Código Da Vinci".

Como ustedes conocen, la empresa que represento opera bajo un acuerdo con la cadena XXX para gestionar la programación de los citados cines. En dicho convenio,XXX [la cadena] se compromete a programar nuestros cines como si de su cadena se tratase, es decir, con películas de estreno y con un elevado interés comercial para el publico general.

La película "El Código Da Vinci," supuestamente polémica por sus contenidos, se ha proyectado en todos los cines de la cadena XXXX, por lo que entendemos no existe ninguna razón objetiva para excluirla del XXXX [el cine del barrio]. Su proyección no ha sido aprobada para perjudicar los sentimientos o creencias de ninguno de nuestros clientes, por el contrario, su exhibición obedece únicamente a razones de interés general. Indudablemente, debe ser el usuario el que opte por ver películas de conformidad con sus criterios personales, lo que desde luego esta empresa va a respetar en todo momento.

En XXXX, sentimos si ustedes se han sentido ofendidos por la proyección de la película. Sinceramente, no ha sido en ningún caso nuestra intención y les seguiremos atendiendo lo mejor posible cada vez que decidan acudir a nuestras instalaciones.

Atentamente,


Según deduzco la cadena famosa ante las protestas había sugerido no proyectar la película. El dueño se negó y presionó para que se proyectara. Este señor, un empresario conocido en el barrio, era una persona respetada y hasta querida. En un plis-plas se ha cargado todo ese reconocimiento. Lo que no entiendo de todo esto es la cerrilidad de esta gente.

Lea lo que otros dicen sobre: , ,

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece increible que hoy, todavia, se recojan firmas para que no se proyecte una pelicula en un cine. ¿vuelve la censura?. Si no le gusta, no vaya a verla. Ya se sabe que es una obra de ficcion, hay que ser tonto intelectual para creer lo contrario. como esta el patio.

Embajador en el Infierno dijo...

El insulto sobra y desde luego califica a quien lo profiere.

Lo que usted llama de forma improcedente "censura" yo lo llamo derecho ciudadano. De la misma manera que el empresario está en su perfecto derecho de proyectar dicha película, yo lo estoy en el mio de hacerle saber que me molesta y de las consecuencias de dicha molestia. ¿Le fastidia a usted que la gente haga uso de su libertad?. Le recuerdo que el camino es de dos direcciones, al menos. ¿O es que solo vale la libertad para algunos?