miércoles, mayo 17

Cuando Francia tose.....

...toda Europa se constipa.

Sarkozy ha lanzado un estornudo de cierto calibre:

«Debemos volver a una laicidad activa, no pasiva, debemos decir abiertamente que hoy en día es más importante abrir lugares de culto en las grandes áreas urbanas que inaugurar recintos deportivos, también utilísimos. Debemos conseguir que se conviertan en los ideales para la juventud que crece, para todos esos jóvenes que no tienen ideales. Ése es el gran reto»


¡¡Uuups!!. Esto suena a exactamente lo contrario de lo que no hace mucho dijo nuestro presidente de gobierno: "Más educación física y menos religión".

Prometedor.

Gracias a Roncal del FSTM por la noticia.

Lea lo que otros dicen sobre: , , , ,

6 comentarios:

Ignacio dijo...

Ha dado en el clavo el gabacho; tiene razon.
Y gracias por apsar el dato.

Embajador en el Infierno dijo...

Este Sarkozy me caia algo simpático, pero esto que ha dicho me ha dejado verdaderamente sorprendido. De nada.

AntonioT dijo...

Es sorprendente pero, en cierto sentido, es normal.

Francia es un país que ha llevado al máximo su laicismo (que no su laicidad) y por ello está prohibido exhibir símbolos religiosos en lugares públicos, como por ejemplo las escuelas. En consecuencia han llegado a tener una juventud con una evidente falta de valores. Ahora comienzan a preocuparse por sus errores porque es ahora cuando se ven las consecuencias, por eso digo que es normal.

Y en España, como de costumbre, seguimos el mismo camino errado y nos estrellaremos cuando las consecuencias sean irreversibles.

Embajador en el Infierno dijo...

Bueno, Antonio, yo discrepo un poco contigo. Creo que por una vez nuestro "tradicional" paso por detrás de Europa igual nos viene bien. ¿Quien sabe?. Me parece que las declaraciones de Sarkozy son un cambio tan radical que es imposible que pase desapercibido.

AntonioT dijo...

Ojalá tengas razón, pero mucho me temo que no vas a acertar, el anticatolicismo de nuestro actual gobierno es uno de sus pilares y no van a renunciar a él sólo porque un francés diga que es una barbaridad. Ya sabes que aquí tenemos la “obligación” de ser más neoprogres que nadie en el mundo mundial, y la falta de principios entre la población es una magnífica forma de poder controlar todo y de extender la neoprogresía.

Embajador en el Infierno dijo...

Probablemente me he expresado mal. Estoy de acuerdo contigo que el anticatolicismo de nuestro gobierno es pilar fundamental y es poco probable que renuncie a el. Sin embargo, como para nosotros todo lo extranjero es bueno, no creo que nuevas actitudes francesas como la promulgada por Sarkozy vayan a pasar desapercibidas. Desde luego esto no ocurrirá inmediatamente, necesita tiempo para asentarse, y más se asentará si Sarkozy tiene exito en sus batallas electorales.