jueves, mayo 4

La masonería contraataca

Recojo de ACI Prensa:

"El autodenominado Gran Priorato de Hispania solicitó el pasado 26 de abril a la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe de la Conferencia Episcopal Española, revisar la condena de excomunión impuesta a los católicos que pertenezcan a la masonería, aduciendo que ésta no contradice al cristianismo."


El problema es que el Magisterio de la Iglesia hace ya bastante tiempo que estableció la radical incompatibilidad entre masonería y cristianismo mediante la encíclica Humanus Genus del Papa Leon XIII.

Los actos del Gran Priorato están muy bien, pero el problema es que ellos tienen la carga de la prueba, es decir, que si quieren demostrar que nada hay en su organización contrario a la doctrina cristiana son ellos los que tienen que contra-argumentar la Humanus Genus. Lo de presentar rituales y demás, está bien como acto propagandístico pero no sirve para mucho más.

5 comentarios:

Milkus Maximus dijo...

Sí, tal vez sea cierto, y tal vez la intención del Priorato sea sincera, pero creo que la próxima movida nuestra DEBER contemplar que esto sea una posibilidad de reconciliación.
Ojalá lo sea.

Embajador en el Infierno dijo...

No, no creo que sea sincero el Priorato, creo que es propagandístico. Y lo segundo, es dificil reconciliarte con alguien que basicamente te quiere borrar de la faz de la Tierra.

Manuel Alvarez dijo...

Soy máson y cristiano.
Y todo lo que se habla aquí es desde la mala fé y la ignorancia.
O recomendaría leer y viajar un poco más. Sin acritud, soy mucho más cristiano que muchos de los que haceis gala aquí de vuestro cristianismo. ¿Quereis volver a las épocas oscuras es las que se encarcelaba y fusilaba sólo por pertenecer a la masonería?. Algunos así lo dais a entender. Un saludo.

Embajador en el Infierno dijo...

Manuel- Dices:

"soy mucho más cristiano que muchos de los que haceis gala aquí de vuestro cristianismo."

Sin acritud, eso ya lo dice todo.

Gracias por tu contribución.

Anónimo dijo...

¡Cuánta ignorancia! No juzguéis y no seréis juzgados, dice el Señor. Pero algunos de los comentarios aquí reflejados denotan una falta de caridad, de prudencia, de ecuanimidad y veracidad, dignas de regímenes totalitarios. ¡Qué fácil es arrojar la piedra! No he visto nada más que los tópicos habituales de aquellos que desconocen la masonería y la propia Iglesia Católica. No seáis tan panfletarios y simples, por favor. Documéntense un poco más antes de emitir la condena y la difamación.