lunes, mayo 8

Pepito Bono y su extraña dimisión (y IV)

No bien acababa de comentar sobre el asunto de la dimisión del ex-ministro de Defensa cuando hoy mismo se hace pública la sentencia de los policías implicados en el caso.

Para un pais como España donde el sistema penal es sumamente garantista, la sentencia de cárcel sorprende por su dureza. Además, el fiscal del caso no había apreciado delito con lo cual la posibilidad de condena dura parecía más remota (eso sin contar con el magnífico papelón que ha hecho el citado fiscal). No se si es porque los acusados son policías, pero ya digo que la sentencia no deja de sorprenderme. La esperaba condenatoria pero probablemente no TAN condenatoria.

Viendo la fuerte reacción de los medios nada más conocerse la sentencia creo que se hace más claro la necesidad que tanto el PSOE como Bono mismo tenían de que este último desapareciera lo antes posibles. De este modo no causan sorpresa que lo primero que ha dicho el ex-ministro es que el ya "no está en política".

El siguiente en la lista es el delegado del gobierno en Madrid, y por supuesto el actual ministro de Defensa y antigüo de Interior que por las trazas es quien estaba detrás de este asunto. El cual no ha acabado y pasado mañana tendremos sesión de control al gobierno donde el tema sin duda saldrá.

Veremos en que para todo esto, aunque de momento ya se puedan hacer algunas especulaciones interesantes. Siendo la principal de todas el papel jugado en los atentados del 11M por el comisario Rodolfo Ruiz antigüo responsable de la Comisaria de Puente de Vallecas, y por lo que se ve bastante proclive a seguir los dictados del PSOE.

ULTIMA HORA: De momento el PSOE ha estado muy ágil con el control de daños. Primero la dimisión de Bono (no relacionada con el asunto), ahora la del delegado del gobierno. Poco a poco van difuminando un asunto que podría tener gravísimas consecuencias de no haberse atajado a tiempo. Si cierto es que la metedura de pata fue de las que hacen afición, no es menos cierto que están dejando a sus adversarios políticos con poca mecha que quemar. Las cosas como son.

Por lo demás, resulta un tanto incoherente que en el anuncio de su dimisión el delegado del gobierno diga que: "nadie, y repito, nadie en el ámbito del Ministerio del Interior y de la Delegación del Gobierno ordenó a la Policía encargada de la investigación de los hechos que se actuara de forma predeterminada contra persona alguna". Si es así no se entiende la dimisión a menos que pensemos en el mencionado "control de daños".

Lea lo que otros dicen sobre: , , ,

3 comentarios:

AntonioT dijo...

A mí, lo que me provoca un enorme asombro es la capacidad que tiene el PSOE para que los responsables, lo que mueven los hilos desde arriba, se vayan de rositas mientras el funcionario de turno se come el marrón ¡y no acusa al de arriba!

Siempre hay un Mr. X que no aparece y un pringao que se lo come todo con patatas.

Es alucinante.

AntonioT dijo...

Por cierto, una pregunta:

Si esto hubiera ocurrido con Aznar en la presidencia y Mayor Oreja en el ministerio ¿Creéis, como yo, que las calles estaría tomadas por la multitud (con los Bardem a la cabeza), estaría todo en llamas y se exigiría la dimisión de ministro y presidente?

Es que yo estoy convencido de ello.

Embajador en el Infierno dijo...

A mi lo que me asombra, Antonio, es que los funcionarios sigan comiéndose los marrones. Si bien es cierto que en esta ocasión hubo uno que se negó y le destituyeron.

Por supuesto estoy totalmente de acuerdo con tu segunda apreciación.