sábado, mayo 27

Pio Moa: Un liberal muy sui generis



Creo que cualquier tradicionalista estaría de acuerdo con el texto que transcribo debajo. Dudo que cualquier liberal lo estuviera, lo cual lo hace sumamente interesante:

"Las Bravuconadas de los españoles como las demás obras del autor tienen extraordiario valor como pinturas de costumbres y opiniones, como reflejo de algunos aspectos del espíritu de su siglo, y aqui, en concreto del espíritu y el orgullo nacionales. Un academicismo algo seco y esteril ha tendido a confundir el nacionalismo con el espíritu de las instituciones y medidas homogeneizadoras impuestas por la "burguesía" en muchos países después de la Revolución Francesa. Pero ellas son solo formas que adquiere en una época dada un sentimiento mucho más antiguo, el sentimiento patriótico. Ninguna norma ni institución pudo crear una nación ni un espíritu nacional en el Imperio Austrohúngaro, mientras que, como revela el testimonio espontáneo y no deliberado de Brântome, los franceses, los ingleses, los alemanes o los españoles sentían con gran intensidad su caracter nacional; e incluso los italianos, los grandes maestros de la Europa de la época, pese a su preocupación débil, o en todo casi insuficiente, por la independencia.

La fanfarronería nacionalista es, en principio, la expresión de un sentimiento natural, a veces ingenuo y positivo, a veces agresivo y grotesco. Ha sido solo cuando la llamada "burguesía" de los siglos XIX y XX ha querido teorizar y sistematizar ese sentimiento, cuando se ha vuelto realmente peligroso. Pero en el siglo XVI, la ingenua vanidad dicha podría representarse en la "rodomontanada" de un vizcaíno llamado Guerri (¿Aguirre?), no recogida por Brântome, quizá por haber sido hecha a costa de sus paisanos. Cuando el Gran Capitán asediaba Ostia, intimó a rendirse a la guarnición francesa. Pero el jefe de los franceses, el tal Guerri, replicó arrogante al sitiador: " Acuérdese de que todos somos españoles, y que no la ha con franceses, sino con español, y no castellano, sino vizcaíno".


Sacado del prólogo al libro Bravuconadas de los españoles" de Pierre de Bourdeille.

No hay comentarios: