lunes, junio 26

La semana en la blogosfera y más allá (X)

Recuerdo que esta sección de la bitácora recoge los comentarios que leo en otras bitácoras, foros y en general el mundo digital que me parecen dignos de ser conservados. Unas veces saco muchos y otras pocos. También es verdad que no todas las semanas presto la misma atención a lo que leo, y esto viene a ser causado por muchas cuestiones: que me apetezca más o menos prestar atención (la fundamental), que esté enfrascado en la lectura de algo físico (un libro, una revista), que tenga mucho trabajo, en fin... cualquier cosa. Por eso hoy solamente tengo una:

El camino del nuevo estatuto catalán no puede ser más decadente; es el resultado de un claro e ilegal contrabando político: Aprobación por el 89 % del Parlament, 54 % en la Cámara baja, 48 % en el Senado y 36 % de la población catalana. Dejemos de lado las irregularidades como la imposibilidad de cambiar el texto en las votaciones para su tramitación, la pretensión de alterar la Constitución o imponer un modelo de Estado sin el concurso de los españoles. La cuestión es que su energía potencial imprime velocidad cuesta abajo en términos de aceptación social y en consecuencia acabará estrellándose en el muro de la realidad.


(Comentario de csi a una entrada de Bye Bye Spain)

Anterior semana en la blogosfera y más allá.

Lea lo que otros dicen sobre: , ,

2 comentarios:

nachet dijo...

Estimado embajador. Aquí lo que procede es un debate mucho más profundo, mucho más urgente, y que asusta enormemente a los políticos profesionales: Si el 89% del parlamento catalán, que supuestamente representa a los ciudadanos, vota a favor de ese estatuto, y luego a la hora de votar el 52% de los catalanes no acude a las urnas y otro 13% vota no... ¿qué clase de representatividad REAL de la sociedad catalana tiene ese parlamento?

Ese debate, el de la representatividad real de los parlamentos liberales, se debía haber abierto en Francia, cuando quedó claramente demostrado el desfase entre representantes y representados con el referendum de la constitución europea: Más del 80% de los parlamentarios "voté oui", mientras que en el referendum el sí perdió por mayoría absoluta. ¿Democracia representativa o más bien partitocracia?

Pero los políticos se han dado buena prisa en desviar tal debate, no sea que el ciudadano de a pie se ponga a cuestionar si en realidad no está viviendo en una democracia.

La solución, como siempre, el mandato imperativo y la representación directa. Los partidos políticos cada vez más en Occidente demuestran su total degradación y su evolución hacia simples grupos clientelares de poder.

un abrazo y perdona por el rollo.

PD: actualizando a veces se corrije el defecto y a veces no... maldito Gates.

Embajador en el Infierno dijo...

Nachet, muchas gracias por hacer el comentario . Tienes toda la razón, al final es un problema de mandato imperativo que a los "demócratas" liberales les asusta tanto. Y les asusta tanto porque supondría el fin de su monopolio de poder y mangoneo. Me pareció que la cita era ampliamente ilustrativa del problema que nadie parece tener intención de ver. Dejemonos del problema menos de constitució o estatut. Eso son minucias comparado con la absoluta falta de representatividad de los ciudadanos.