martes, julio 4

Libros: "Templarios: La nueva caballería"



Magnífico libro para el veranito. Probablemente la temática sobre la que más morralla esotérica se ha escrito, y sin duda se seguirá escribiendo para desgracia de incautos deseosos de hacer ricos a astutos pseudo-escritores.

En este caso estamos ante "el libro" sobre los templarios. Malcolm Barber es profesor de historia medieval europea en la universidad de Reading (Reino Unido) y es, sin duda, el principal experto mundial en la materia. En su libro no hace la más mínima concesión al esoterismo, sino que muy al contrario dedica un capítulo (el último) a dar estopa a toda teoría extraña que se ha propuesto sobre la Orden del Temple.

Esta obra es introducción a la suya más famosa "El juicio de los templarios" que a su debido tiempo leeré y glosaré. De hecho "Templarios: La nueva caballería" está muy bien pensado pues practicamente no dice nada sobre el juicio, que como se comprenderá, es parte esencial de la historia de la Orden. Por tanto uno se queda con ganas de leer más, y se compra el otro (yo ya lo hice hace tiempo).

Propone Barber un concienzudo estudio sobre la Orden en particuar, con un excelente encuadramiento de los diferentes acontecimientos dentro del marco general de la época en cuestión. Barber no da un hecho por probado si no puede aportar el correspondiente documento, y por eso, en ocasiones el libro se hace algo tedioso. Pero solo en ocasiones. Uno, que se lee hasta las notas a pie de página, no lo recomienda en este caso pues para el lector medio no añaden nada fundamental a la narración, y son en general referencias a documentos u otras obras escritas.

Lo más interesante del libro es la concepción que propone Barber de la Orden como la "nueva caballería" según el sentido que le dió en su origen San Bernardo de Claraval, al que Barber describe como "el mejor comunicador de su tiempo". Es el Temple la "nueva caballería" en el sentido que los caballeros en vez de luchar por su honor, por su dama, o por su loquefuera mundano, ponen sus energías al servicio de la Fé.

En la discusión sobre la caida de la Orden el autor deja bien explícita su opinión que al final todo se debía a la imposibilidad física de llevar a cabo con éxito el ideal Templario del monje guerrero. Sobre todo duda Barber de la capacidad del ser humano de ser consecuente con los principios morales y espirituales de la Orden, que por lo demás no se diferenciaban demasiado de otras órdenes religiosas. En el fondo la duda de Barber no es excesivamente nueva, y salvando las distancias, corresponde a la extrecha concepción pre-vaticano II según la cual solamente los religiosos enclaustrados tenían una mínima posibilidad de llevar una vida contemplativa coherente.

Hoy sabemos que eso no es asi y que de hecho todos los cristianos estamos llamados a la santidad personal dentro de nuestras circunstancias particulares. Y no solo sabemos de esa llamada, sino de la posibilidad cierta de alcanzar esa santidad. Por lo tanto la conclusión de Barber me parece algo corta de miras, pero no le resta ningún interés al libro.

Altamente recomendable.

1 comentario:

Dr Multy dijo...

Ya he leido este libro y francamente es bueno, es la historia templaria sin ponerle ni quitarle. Realmente me gustó y mucho, por lo mismo, sin tendencias.