martes, julio 4

¿Y si hubiera sido Terri Schiavo?

¿Se acuerdan de Terri Schiavo?. Aquella mujer que quedó en estado vegetativo y que fue la silente protagonista de una lucha entre quienes querían (y consiguieron) matarla y los que la preferían viva. Pues me ha venido a la cabeza al leer este artículo del New Scientist donde nos habla de un hombre que después de pasar 19 años en un estado mínimo de conciencia, ha recuperado la misma.

Los médicos han descubierto que el cerebro de este señor ha conseguido regenerar por si mismo ciertas conexiones y estructuras anátomicas creando formaciones que no existen en un cerebro normal. Esto le ha permitido salir de su estado semi-vegetativo.

Por supuesto el caso presenta (y el artículo lo menciona claramente) una serie de interrogantes sobre el cuidado de enfermos en estado vegetativo. Interrogantes éticos de la mayor importancia. Desde luego el mayor problema al que nos enfrentamos es que cuando se trata de vida humana, las decisiones "expeditivas" se muestran cada vez más erróneas, inmorales y por tanto inhumanas.

Lea lo que otros dicen sobre: , , ,

7 comentarios:

AntonioT dijo...

¿A nadie se le ha ocurrido poner una foto de este hombre, de tamaño póster, en la puerta de la casa de Amenabar? A lo mejor no estaba de más :)

A mí me recordó a un niño que de recién nacido estuvo ingresado en el Ramón y Cajal de Madrid en la unidad de cardiología pediátrica. Había nacido sin la vena pulmonar. Eso, normalmente, supone la muerte del niño ya que la sangre oxigenada de los pulmones no tiene por donde incorporarse al torrente circulatorio. Pues el niño en cuestión había generado una red de venitas pequeñas que, aunque no proporcionaban un caudal perfecto, sí permitían que una cantidad de sangre suficiente para sobrevivir se incorporase a la circulación. Los propios médicos estaban perplejos.

Embajador en el Infierno dijo...

La vida se abre camino a pesar de nuestros intentos por destruirla, eso está claro.

DasGretchen dijo...

Es que el hombre no puede controlarlo todo, aunque se empeñe. Cuánta soberbia...

Unum cor et anima una dijo...

Nos moriremos sin saber el gran potencial de la naturaleza humana, siempre intentamos justificar todo por lo cientifico..., hay cosas que simplemente no tienen explicación por lo humano..., no olvidemos que lo divino esta omnipresente en nustras vidas.
Un saludo

Embajador en el Infierno dijo...

Teneis mucha razón. Como estamos anegados de racionalismo creemos que esa es la única manera de explicar todo. Además la soberbia del hombre le hace creer que lo sabe todo, cuando no sabe absolutamente nada, y al saberlo todo cree que es capaz de juzgar todo. Se impone al menos la prudencia y ni de eso somos capaces.

Anónimo dijo...

Mina explosiva talibán.

Anónimo dijo...

Zp abucheado en Valencia