miércoles, octubre 11

Nos espera a todos



Hace algún tiempo un sacerdote que dirigía una meditación nos contó un suceso. Iba este cura andando hacia algún quehacer. Pasó por delante de la gigantesca (ahora se está quedando bien pequeñita al lado de los rascacielos que costruyen a su lado) Ciudad Sanitaria La Paz en Madrid. Pensó en ir a la capilla del hospital a hacer una breve visita.

Según entraba se encontró con el capellán del sanatorio, al cual conocía. Y este le preguntó:

- ¿A donde vas?.
- Voy a hacer una visita al Santísimo- Le dijo nuestro cura.

El capellán, mientras le habría la puerta, le contestó:

- Pasa, te está esperando.

Esta pequeñísima historia me viene continuamente a la cabeza desde que, hace ya años, la escuché. Aunque no voy a escribir lo que me sugiere, si creo que puede ayudar a otros como me ayudó a mi. Por eso la dejo escrita.


Lea lo que otros escriben sobre: , ,

1 comentario:

AntonioT dijo...

Entiendo perfectamente por qué te pudo ayudar. La verdad es que hace pensar.

A mí se me quedó grabada una cosa que me dijo una vez un seminarista. Estábamos cenando un grupo de amigos (no recuerdo qué celebrábamos) y uno apareció con un amigo suyo que era seminarista. En medio de la conversación, el seminarista nos lanzó una pregunta:
- ¿Qué haríais si Dios se presentara ante vosotros y o dijera “quiero que seas feliz”?

Hubo muchas respuestas de lo más variopinto pero yo (y alguno más también) me quedé callado intentando digerir bien aquella pregunta. Después de que hubiera todo tipo de opiniones sobre cómo se podría responder a eso, el seminarista nos espetó:
- Pues, eso es lo que nos está diciendo constantemente, “sed felices”.

De eso hace unos 16 o 17 años. Me hizo pensar mucho.