lunes, noviembre 20

El Cielo en la Tierra



Una de las críticas más notables del protestantismo, y en particular del anglicanismo hacia la Iglesia Católica siempre ha sido la supuesta ostentación en los templos. En Inglaterra se dice que la Catedral (católica) de Westminster (en la imagen de la izquierda) tiene una pinta tan horrible precisamente para contrarrestar aquellas acusaciones. A dia de hoy, y después de haber asistido a misa en dicha Catedral en numerosísimas ocasiones, todavía no he decidido si la arquitectura del templo me gusta o no.

En cualquier caso el asunto es que este fin de semana nos escapamos mi mujer y yo a Pamplona para asistir a la boda de un querido amigo. Nuestro amigo se casó en la iglesia de las Agustinas Recoletas que, como se ve en la foto de la derecha, no tiene nada de particular.






Es cierto que nuestro amigo, una de las personas más elegantes que he conocido en mi vida, tiene una especial sensibilidad para las cosas del arte. Sin ser ningún experto, si que posee una natural habilidad para apreciar la buena pintura y la buena música (de hecho tiene una voz envidiable), y además tiene un gusto extraordinario para todo en general.

Por supuesto todo esto se reflejó en su boda. La misma fachada de la iglesia parecía otra a la luz de las velas, pero lo más impresionante era el retablo.

















La foto que coloco a la izquierda de estas líneas no hace justicia a la trascendente belleza del lugar, que además se veía realzada por un magnífico coro que entre otras cosas, entonó una versión del Aita Gurea verdaderamente preciosa.

Me acordé de unas palabras que mi hija mayor pronunció en pleno éxtasis místico al entrar en una sala del Palacio Real de Aranjuez:

- El Cielo debe ser como esto.... ¡Y mucho más!.

El pasado sábado asistiendo a Misa en el Convento de las Agustinas Recoletas tuve un barruntillo de lo que podría ser el Cielo, mientras me extasiaba ante el retablo, escuchaba el coro y contemplaba como el sacerdote alzaba la Sagrada Hostia.

Esta clase de iglesias católicas no suponen ostentación ninguna, simplemente son un maravilloso ejercicio pedagógico para los que no tenemos la capacidad intelectual para imaginar ciertas grandezas por nosotros mismos.


Lea lo que otros dicen sobre: , , , , , ,

2 comentarios:

Maldan behera dijo...

No conozco Westminster ni las Agustinas de Pamplona, pero de lo que no me cabe duda es de que los ángeles cantan en vascuence :-D

Embajador en el Infierno dijo...

¿Los ángeles en vascuence?. Nunca lo habría pensado.... ;-P