lunes, noviembre 6

Enseñanza de teología: Se acabó el mamoneo

El primer petardazo fue el documento publicado por la conferencia episcopal en Abril pasado que llevaba por título: "Teología y secularización en España". El documento fue acogido con esperanzada sorpresa por los católicos españoles, y con cabreo generalizado por los de siempre. El Vaticano declaró que lo que el documento en cuestión exponía no era exclusivo de la Iglesia en España sino que se podría perfectamente aplicar a muchas otras partes del mundo.

Dentro de la esperanzada sorpresa de los católicos se dieron muchas peticiones para que la Conferencia Episcopal aplicara sus propias directrices y empezara de una vez a hacer limpia de teólogos nominalmente católicos y efectivamente contestatarios.

El primer movimiento en este sentido ha tenido lugar en Granada. Y ahora toca a Madrid.

Todo parece indicar que se acabó le mamoneo. Una nueva generación de obispos ha trazado la linea. El que quiera enseñar teología católica se tendrá que atener a la teología católica, y el que quiera enseñar cualquier otra cosa que lo haga pero en su casa. Los vicios que se los pague cada uno.

A mi modo de ver el hecho importante no está tanto en las medidas tomadas en si (muy positivas) como en el hecho que los obispos han empezado a adoptar una postura activa en la defensa de la verdadera doctrina. Al final como de costumbre, toda la confusión que ha existido se debe sobre todo a un grupo pequeño pero vociferante y activo, mientras que los buenos no hacen nada. Ahora los buenos se han remangado las sotanas.

Laus Deo!.




No hay comentarios: