martes, diciembre 5

El aborto en USA (y 24)

Ya comentaba en la anterior entrada sobre este tema que el tema de la vida empezaba a tener protagonismo en el inicio de la carrera hacia las elecciones presidenciales de 2008. En esta ocasión es el senador Sam Brownback de Kansas, un político muy decididamente pro-vida, el que ha empezado las gestiones presidenciales para considerar una posible candidatura presidencial por el Partido Republicano.

Y mientras tanto, la semana que viene se vota en el Congreso de los Estados Unidos una ley (Abortion Fetal Pain Bill) que exigiría a los abortistas explicar a las mujeres que se quieran hacer un aborto después de las 20 semanas de gestación los intensos dolores que sufre el nasciturus durante el proceso de su asesinato. Para que pueda ser aprobada esta ley necesita el voto positivo de dos tercios de la cámara y de tener éxito dicha votación pasaría al Senado.


Lea lo que otros dicen sobre: , , ,

3 comentarios:

AntonioT dijo...

Aplaudo todo lo que se haga en este sentido, pero esa ley no me parece que pueda ser eficaz, es como explicarle a alguien que va a asesinar a otro de un tiro en el estómago los terribles dolores que pasará el asesinado hasta que muera. Para el asesino será como el que oye llover. Pues contarle el sufrimiento del nonato a quien lo va a asesinar, temo que será lo mismo.

AntonioT dijo...

Por cierto, si alguien ha visto un vídeo titulado “El grito silencioso”, sabrá que es eso mismo. Se muestran imágenes de una ecografía (que en principio parecen sólo rayas pero cuando te lo explican se ve perfectamente) durante un aborto. Hay un momento en que se ve como el niño grita desesperadamente, pero evidentemente no se oye. Es escalofriante.

Embajador en el Infierno dijo...

Antonio, planteas un interesante problema que yo he discutido muchas veces. Creo que los sentimientos de un asesino de personas nacidas y uno de personas no nacidas no tienen el mismo sentimiento. Para mi un médico abortista es como un asesino en serie: esta inmunizado contra el dolor ajeno. Y a la madre que autoriza el asesinato de su hijo le hacen creer que lo que tiene dentro es algo no mucho más importante que una "excrecencia", un grano o algo así. Por eso es importante el que la gente entienda bien lo que va a hacer, y por eso creo que esta ley iba por el camino adecuado.