lunes, diciembre 4

Un consejo para fumadores casados


Uno de los grandes problemas a los que que tenemos que enfrentarnos los fumadores empedernidos y casados es el "descontento" de nuestras mujeres ante el aparentemente insorportable pestazo que dejamos por toda la casa.

Mi mujer empezó restringiéndome las áreas de fumadores a la cocina y a mi sala de estudio (pequeño despachito. Llamarlo despacho sería algo pretencioso). Tuve que dejar de fumar puros cuando la zona para los mismos quedó reducida a la terraza. Se me quitaron las ganas de inmediato.

Aun con las restricciones de espacio el problema del pestazo permanece. Aumenta según mis hijas van creciendo y aprendiendo los (escasos) malos hábitos de su madre de forma que ya no soy abroncado por una mujer sino por cinco. (Incidentalmente- El otro dia una de mis hijas se sentó a ver la TV conmigo y al cabo de escasos treinta segundos ordenó: "¿Quieres dejar de pasar canales y quedarte en uno por algo más de 30 segundos?". Esto es lo que Mafalda llamaba: "Comandos Paramaternales" en este caso "Paramatrimoniales").

En fin, resulta que los chicos de Lifehacker, blog que nunca alabaré suficiente, sacaron hace no mucho un consejo para reducir los malos olores del tabaco y resulta que una vez más ¡Funciona!. Se trata de poner una pequeña cantidad de detergente líquido del que se utiliza para lavar los platos (en España, el "Fairy") bien extendido por la superficie del cenicero. Es asombroso los magníficos resultados que da una cosa tan tonta.


Lea lo que otros dicen sobre: , , , ,

5 comentarios:

AntonioT dijo...

Yo fumaba unos dos paquetes diarios. Lo dejé y estuve 2 años sin fumar, pero recaí. Tras estar entre un par de años más fumando, lo planté definitivamente y ya van unos 6 añitos.

Plantéatelo, y de paso puedes meter 2 euros diarios en un bote. Cada año tendrás una “paga extra” de más de 700 euritos que te vendrán de maravilla, por ejemplo para pasarte por mi tierra unos días de vacaciones y hacerme una visita ;o)

Embajador en el Infierno dijo...

El otro dia el médico se puso muy serio y me insistió en que tenía que adelgazar. Yo estoy convencido que lo mio es un problema metabólico porque solo como lo que me pone mi mujer en el plato, jamás (y digo jamás) entre horas, escasamente fuera de casa y además no bebo una gota de alcohol. De modo que el único vicio que tengo es el tabaco, y ahora que mi señora se ha puesto bastante seria con eso de adelgazar (yo, porque ella no lo necesita) lo único que me falta es dejar el fumeteo. Acabaría tirándome por la ventana. Lo consideraré más adelante..... je, je.

Das Gretchen dijo...

Para adelgazar y dejar de fumar, no hay nada como el ejercicio... Aunque yo, si no fuera por mis problemas de salud, volvería a fumar de inmediato...

Embajador en el Infierno dijo...

¿el ejercicio? Por favor DasGretchen, no digas palabrotas.

Das Gretchen dijo...

jejeje, al no haberlo mencionado tú, imaginaba una respuesta de ese tipo ;) Feliz Navidad