lunes, enero 22

El masterplan de Google para dominar el mundo (empezando por internet)

Cuando uno piensa en Google generalmente se lo imagina como la "cara amable" de Internet. Creo que esto es particularmente cierto para aquellos que han ingresado más recientemente en el ciber-espacio. Un interfaz sencillísimo, manejable y tremendamente útil, y a la vez lleno de secretos interesantes por descubrir. Es casi imposible sustraerse a su influjo.

Pero Google es mucho más que eso. He leido este artículo escrito en inglés y que es interesantísimo. Basicamente se trata de las elucubraciones de un periodísta estadounidense llamado Robert Cringely especializado en temas informáticos.

El artículo se basa en dos hechos para cimentar sus elucubraciones. El primero es las iniciativas de Google dirigidas a la adquisición másiva de ancho de banda a través de contratos de alquiler a muy largo plazo. El segundo es la compra por parte de Google de grandes cantidades de terreno a lo largo de USA generalmente cerca de plantas generadoras de electricidad (tanto hidroeléctricas como nucleares).

Poniendo las dos cosas juntas Cringely concluye que Google no desea simplemente asegurarse su (inmensa) "ración" de ancho de banda para el futuro sino que probablemente esté pensando más allá. Ese "más allá" consiste en la construcción de inmensos centros de datos que puedan dar un servicio eficiente a los consumidores "minoristas" de ancho de banda, o sea, todos nosotros.

Cringely estima que con las necesidades de ancho de banda para el cliente doméstico van a crecer de forma exponencial durante los próximos años. Indica por ejemplo que la mitad del ancho de banda consumido actualmente en USA corresponde a transferencias mediante BitTorrents, es decir, intercambio de archivos generalmente de audio y video. Pero que este 50% de utilización es realizado simplemente por el 5% de los usuarios. Es decir, quedan todavía muchos por incorporarse. Todo esto sin tener en cuenta el impacto sobre el consumo de la demanda de video en streaming.

En fin, Cringely concluye que las actuales empresas que proveen acceso a internet (los ISPs) no tendrán suficiente capacidad en infraestructura para soportar el incremento gigantesco del tráfico. Aqui entra Google y sus inmensos centros de datos con capacidad suficiente para ser alquilados a los ISPs y que les permita mantener sus servicios. Efectivamente Google se estará haciendo con la base de clientes de estos ISPs y su base de clientes es su valor.

Genial. Cringely termina diciendo que el actual precio por acción de Google debería, en consecuencia, multiplicarse por ocho. Aun cuando todo lo demás me parece muy interesante, este último punto ya me parece más dudoso. Así empiezan las euforias y ya sabemos como terminan.


Lea lo que otros dicen sobre: , , ,

4 comentarios:

Cruz y Fierro dijo...

Muy interesante. Creo que Google está apostando a una de las posibilidades en el desarrollo futuro de Internet. Por otro lado, creo que esto le ayuda a plantarse con otro peso frente a los proveedores mayoristas de velocidad IP (Sprint, Level 3, etc.) y frente a los grandes proveedores de contenido. ¿Quién ganará la batalla? No lo sé, hace años que se viene discutiendo quién dominará internet en el futuro, y la verdad es que cuando todo parece dirigirse hacia cierta dirección, aparece otro jugador y cambia el juego. Si quieren comprar acciones de Google, háganlo por otras razones.

Embajador en el Infierno dijo...

Muy de acuerdo con lo que dices, y sobre todo con la última frase.

LUIS AMÉZAGA dijo...

En un reportaje sobre la empresa Google, me gustó el tratamiento que tenía hacia sus trabajadores. Una de las medidas era permitir a sus currelas, unas cuantas horas a la semana para trabajar en iniciativas privadas relacionadas con Internet. A eso le llamo yo invertir en I+D. Desde luego, el valor de Internet pueda parecer algo virtual respecto a los tornillos, pero la idea de productividad está cambiando y puede ser una buena apuesta. Siempre siguiendo el consejo de invertir lo que te sobra y nunca lo que necesitas.

Embajador en el Infierno dijo...

Bueno Luis, la apuesta por la compra de ancho de banda no es nueva. De hecho en el famoso boom de internet las compañías que más sufrieron fueron aquellas que se dedicaron a construir masivas infraestructuras ante el previsible aumento de las necesidades de ancho de banda. Al final se produjo una sobrecapacidad bestial que se llevó por delante a las 3/4 partes de estas empresas.

Al final Google está haciendo una apuesta de futuro. Puede que le salga bien o puede que le salga mal. El artículo que pongo de referencia apuesta a que le va a salir bien. Pero no olvidemos que es solamente un artículo que pretende adivinar el futuro.