martes, enero 30

La perversión del lenguaje, por AntonioT

AntonioT, frecuente comentarista en esta bitácora ha puesto una larga aportación en los comentarios a una entrada anterior. Como me ha gustado lo pongo como entrada completa. Ahí va:

Yo soy un amante de nuestro idioma y de su buen uso, a pesar de mis errores y desconocimientos que trato de ir subsanando. Es por ello, entre otras cosas, por lo que la deformación que muchos políticos hacen de las palabras para darles supuestos significados que son falsos y retorcidos, me produce un especial malestar y enfado. Es eso que yo llamo “la perversión del lenguaje”, y actualmente tenemos un gobierno que se ha especializado en ello. Pongo unas pequeñas muestras, pero hay muchas más:

  • “solución habitacional” referido a un cuchitril de 50 metros cuadrados donde se pretende que alguien se meta a vivir. Cuando llevamos años denunciando que los inmigrantes se ven obligados a vivir hacinados por falta de medios para acceder a viviendas dignas con un espacio suficiente para vivir con decoro.
  • “vociferar” referido a quien no está de acuerdo con las tesis del gobierno. A pesar de que el término vociferar se refiere a la voz, se puede multar a un mudo con 300 euros por vociferar que viene a ser lo mismo que participar en cualquier acto público en donde se manifiestan ideas contrarias o diferentes a las que defiende el gobierno.
  • “provocado” referido a los centenares de incendios que asolaron Galicia en el verano de 2005 y el de 2006. Como si algún incendio pudiera no ser provocado, bien por un rayo o bien por una cerilla, pero todos son provocados. Pero pervirtiendo adecuadamente el significado hacemos ver que son provocados “intencionadamente”, a pesar de que los estudios de ADENA revelan que tan solo entre un 4 y un 6% de los incendios eran intencionados. A lo mejor un día de estos multan a ADENA por “vociferar”.
  • “pre-embrión” referido al embrión de poco tiempo de vida. Si aceptásemos que tal término existe se referiría a los gametos (óvulo y espermatozoide) que son las células anteriores al embrión. O siendo muy puntillosos podíamos referirnos a ese momento en que el espermatozoide ha llegado a la pared del óvulo y se han separado su cola y su cabeza, la cabeza se dirige al núcleo para fecundar al óvulo produciendo el zigoto o embrión.
  • “matrimonio” referido a la unión de homosexuales. Cuando el significado de la palabra matrimonio se refiere a la protección de la que puede ser madre. Entre dos mujeres no se entiende quien debería ser el protector de quien, y entre dos hombres no habría a quien proteger.
  • “accidente” referido a la caída de un helicóptero en un área en guerra. Precisamente cuando los tripulantes del helicóptero acompañante hablan de que cuando descendieron para auxiliar al helicóptero “derribado” recibieron fuego enemigo.
  • Ahora se amplía el significado de la palabra “accidente” referido a asesinatos, bombas o actos de terrorismo callejero. Creo que, según este gobierno, “accidente” se refiere a todo aquello que produce efectos no deseables, sean del tipo que sean, independientemente de que exista intencionalidad o no, y de existir intencionalidad es indiferente cual sea. Así, la caída de helicópteros será siempre un accidente, lo que hacen en las calles de Bilbao los borrokas no es más provocar pequeños accidentes, la ejecución de Miguel Ángel Blanco fue un desgraciado accidente, lo que le pasó a Irene Villa fue otro accidente, etc. etc.
  • “protección de la libertad de expresión” referido a los intentos de cierre de una emisora de radio crítica con el gobierno central y con los gobiernos autonómicos. Aquí todavía no he conseguido entender cual es el significado que se le quiere dar, sobre todo cuando veo cómo se defiende a los pobrecitos “guerreros de la religión de la paz” (eso de Hezbolá y compañía) porque se les ha ofendido con las caricaturas y a renglón seguido se aplaude todo tipo de ofensas a la religión mayoritaria en España.
  • “proceso de paz” referido a la concesión de todo tipo de prebendas a los violentos. El hecho de que la cosa acabe o no en el desarme de los terroristas es irrelevante.
  • “competencia” referido al monopolio en el mercado de la energía. No importa si el consumidor puede elegir o no, lo verdaderamente importante es que los “amigos” tengan el control sobre un área de mercado determinada y que mueve millones y millones de euros.
  • “constitucional” referido a los estatutos autonómicos. A pesar de que la palabra siempre se había referido a lo que está o no contemplado en la constitución vigente, a partir de ahora se refiere a lo que “al gobierno le gustaría, o convendría, que dijese la constitución vigente”.
Lo dicho, uno de los pasatiempos favoritos del gobierno. Y seguro que se me quedan en el tintero muchas cosas.

Pensando en otra cosa, ¡¡a ver quien es el guapo que juega al escatergories con los miembros del gobierno!! :D

6 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Antonio pone el acento en el lenguaje, una batalla perdida en cuando a políticos con segundas intenciones se refiere. Añadiría una de las palabras estrella de este gobierno: "Diálogo" referida a hablar con terroristas mientras se tapa la boca a sus víctimas.

Para enterarnos de la realidad, tenemos que acudir a los lapsus.

AntonioT dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
AntonioT dijo...

- Embajador, muchas gracias, me siento alagado, es la segunda vez que trasladas a una entrada un comentario mío :)

- Luis, ya sé que es una batalla perdida, pero no cejaré en mi empeño de hacérselo notar a todo el que me escuche o me lea para que esa victoria sea lo menor posible. De todas maneras, sobre la perversión lingüística no tengo mucho que explicarte, tú la conoces de primera mano ya que vives en una región donde los violentos pervierten todo lo que tocan empezando por el lenguaje: tienen un “opresor”, son “luchadores por la libertad”, etc. etc. etc. ¿Qué decirte…?
Lo que más me preocupa es que, quienes nos gobiernan, adoptan ese lenguaje de los asesinos y nos lo meten hasta por la nariz.

Embajador en el Infierno dijo...

Efectivamente para enterarnos de la realidad hay que acudir a los lapsus, que resultan extraordinariamente más útiles que lo que la gente piensa. Propongo una entrada de blog titulada "Apología del lapsus linguae". Toda vuestra....

AntonioT dijo...

Esa se la cedo a D. Luis, que tiene muy controlados esos lapsus y que además escribe bastante mejor que yo.

Anónimo dijo...

Eta es una gran gran nación, gran lapsus...