jueves, marzo 15

El PP : Ese partido tan preocupado por los católicos

De una carta al director en Hispanidad:

A la pregunta de uno de los presentes en el acto sobre la posibilidad de interponer un recurso de inconstitucionalidad contra la medida, Nasarre [PP] ha respondido diciendo que su partido no la contempla: prefieren que lo hagan los particulares a través del recurso de amparo. A la pregunta de si en la normativa de desarrollo emanada de las Comunidades Autónomas en que gobierna su partido se va a incluir mención del derecho de los padres a elegir no ya el centro docente, sino la misma educación de sus hijos, ha contestado que no, que no se incluirá dicha mención, porque de hacerse debería incluirse también mención a otros muchos derechos (libertad de expresión, etc.), lo que recargaría innecesariamente la norma. En definitiva, que no van a mover un dedo. Y todo por razones de oportunidad política. Una auténtica pena.


Por favor, no se preocupen tanto por nosotros.


Lea lo que otros dicen sobre: , , ,

2 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

"recargaría innecesariamente la norma"
Él sí que es innecesario.

Interruptor dijo...

Mira, con respecto a la educación, yo ya tengo claro que nadie me va a sacar las castañas del fuego, ni PP ni, por supuesto, el PSOE (ni hablo de nacionalistas y demás hiervas) así que me voy a buscar la vida.

El próximo curso comenzará la “educación para la progresía”. La nueva ley de educación, la LOE, contempla el derecho de los alumnos a ponerse en huelga desde los tres años. Pues yo voy a hablar con los padres de los cursos en que están mis hijos para proponerles que le expliquen a sus hijos que durante las horas en que tengan esa asignatura se deben poner en huelga y no asistir a clase para exigir que les quiten esa asignatura nueva, que ya tienen bastantes. Además, como la promoción es automática, aunque no aprueben esa asignatura no perderán cursos.

A todos los que tengan hijos les propongo que hagan lo mismo, a ver si se enteran de una vez de que los que tenemos el derecho a elegir la educación de nuestros hijos somos los padres y el papel del estado es únicamente el de proporcionarnos los medios para ello.