martes, junio 19

¡Adios Fary!



Cuando no estaba sonriendo tenía cara de taxista malasombra pero es que El Fary siempre estaba sonriendo.

Esa actitud contagiosamente optimista ante la vida (y la suya no debió ser fácil) y la gracia que tenía para reírse hasta de si mismo me resultaron siempre tremendamente ejemplares y atrayentes.

Que Dios lo tenga en Su Gloria y que apatrulle con tino las calles celestiales.

¡Hasta el Cielo, maestro!


Lea lo que otros dicen sobre: ,

5 comentarios:

Cristian dijo...

Ufff... por fin puedo dejar un comentario en tu blog... creo... gracias por ir a buscar tu premio, la idea es que distingas en el tuyo a 5 blogs que te hagan pensar. Bendiciones.

taskforce dijo...

Estaba yo pensando que tipo de música es la que le gustará al embajador, y no se por que me vino a la mente la canción esa de "Torito Bravo", veo que mi intuición fue acertada ;)

Jose L. Mazuela dijo...

Tuvo 5 hijos de 3 mujeres diferentes.
A los 3 primeros hijos de las 2 primeras mujeres los ignoró por completo y solo hizo caso a los 2 últimos de la última mujer.
Supongo que es parte de la cultura española pero no es algo de lo que estar orgulloso.
http://www.20minutos.es/noticia/249503/0/FARY/AMOR/CONCHA

Embajador en el Infierno dijo...

Jose L.- La verdad es que habría sido más feliz ignorando esa noticia. No sabia nada de los amoríos, las desvergüenzas y (porque no llamar a las cosas por su nombre) las canalladas del Fary y me sentía más feliz. Al fin todos somos hombres y por tanto pecadores. Yo espero que le haya dado tiempo a prepararse a buen morir.

fernando dijo...

Se ha ido un tío grande, grande. Un cantante enorme y una humilde persona.

Para toda la vida queda su música como la mítica "Ahí torito bravo" o la no menos espectacular "Apratullando la ciudad "