lunes, junio 11

Carta a un católico politicamente inquieto

Mi amigo Maldan_Behera, participante en el Foro Santo Tomás Moro, para católicos con vocación política, ha escrito este fin de semana una contribución que me ha parecido extraordinaria. Dicho escrito es en contestación a un nuevo forista que se declaraba votante del PP. El hilo completo se puede ver aqui. La contestación de Maldan la pongo debajo. Es un poco larga pero creo que merece la pena leerla:

Buenas noches, Almogávares, bienvenido al Foro.

La verdad es que me he estado pensando un buen rato si contestarte. Da la impresión de que todavía no te has tomado la molestia de leer otros temas de este foro, ni de saber de qué asuntos se trata aquí. Pero has llegado y has escrito con sinceridad, sin miedo a que podamos abrumarte con un sinnúmero de argumentos. Me parece valiente. Eres uno de los muchos, de los muchísimos, de los millones de católicos que votan al PP y de alguna manera no conciben cómo alguien pueda hacer otra cosa. Te molestan Gallardón, Aguirre, Zaplana, Aznar, Biendicho y tantos otros... porque conoces a muuuucha otra gente que está en el PP y piensa como tú. Pero da la impresión de que no tienes contacto con otras realidades políticas y hablas sin saber. Has presupuesto muchas cosas en tu mensaje. Crees conocernos de antemano sin, ya digo, preocuparte de saber a quién te estás dirigiendo realmente (porque resulta que no hay muchos franquistas en este Foro, precisamente) Lo de que no se nos vea el pelo en los movimientos pro vida... yo podría decir otro tanto de los populares, y no sólo en los grupos pro vida. Será que los horarios no son los mismos.

Me puedo imaginar el ambiente social en el que te mueves, las ideas que manejas y tu estilo de vida. Es más: te entiendo muy bien. Eres un buen tío, estás lleno de ideales nobles, pero es difícil romper esa costra de complicidades donde nadie osa cuestionar a quién se debe votar. Como votante o militante del PP crees hacer lo mejor, aunque hay cosas que te chirrían. En el fondo lamentas que otras opciones más comprometidas con lo que tu eres y crees en conciencia no tengan más "éxito". Porque hasta ahora el éxito te parecía más importante que la coherencia.

Pero tu quieres vivir de forma coherente en el seno de la Santa Madre Iglesia, y por lo tanto, te haces gustosamente súbdito de la Soberanía Real de Jesucristo sobre toda la Creación. Rechazas los atentados contra la misma, y contra el Hombre. Aborreces cualquier modalidad del aborto, te duele el divorcio, protestas ante la eutanasia, te indignas frente al matrimonio homosexual, te cabrea el intento de adoctrinamiento del Estado, el capitalismo y el socialismo te parecen injustos. Cumples el deber de buen católico comprometido de seguir fielmente las indicaciones del Papa y estás al día en cuanto a su agenda y comunicaciones. Más aún: te has tomado la molestia de leerte lo dicho por Papas anteriores, concilios, Padres de la Iglesia... y muy probablemente tengas un director espiritual, el cual te has preocupado de comprobar que está en plena comunión con el Santo Padre y no contradice el Catecismo. Además te veo muy comprometido en la defensa de los más débiles: los niños que no han nacido aún. Uno de los nuestros, vaya.

En cuanto a tu condición de español, tu patriotismo está fuera de duda: amas a España en su historia de Monarquía Federativa y Misionera, rechazas las influencias anticristianas que la han hecho caer en el pozo de fango en el que ahora se encuentra, rechazas el centralismo en un país que es crisol de pueblos. Amas a Cataluña y amas a Guipúzcoa, a las Américas, a la verdadera Europa y en general a todo el entramado mundial que conforma una Cristiandad esperanzada ante un futuro de unión con Dios. Consideras que el rico mosaico de culturas, pueblos y tradiciones que has heredado es un regalo que no puedes permitir que se pierda por la incomprensión de unos cuantos y la incultura de muchos. No, tu no puedes tragar con una idea meramente "nacional" de España. Seguro que conoces la historia de tu país, y sabes lo grande que es un pueblo que se sabe hacer pequeño por cumplir una misión eterna. Y como católico y español que eres, comprometido hasta las trancas, seguro que te hierve la sangre cuando ves las noticias y ves lo que unos y otros hacen. A mi me pasa lo mismo, ya digo que te entiendo muy bien.

No me cabe duda, en definitiva, de que te subleva el malminorismo, la nula voluntad de enderezar lo torcido por parte de unos lobos que no se molestan ya ni en cambiar de careta, el juego partitocrático de la revolución que nos da la libertad de elegir cuál de las dos cabezas del dragón -la roja o la azul- preferimos que nos devore. Comienzas a sospechar, incluso, que no se queda aquí la cosa y que todo obedece a una batalla a muerte a nivel mundial, que nos estamos jugando los cuartos con los amos del mundo, y que el pecado personal de cada uno también tiene algo que ver en esto que está pasando. Desconfías de los medios de comunicación y has entrado en este foro en un proceso de búsqueda que te está acercando a posiciones de confrontación directa con un sistema cada día más totalitario, porque amas la libertad, porque descubres con pasmo que muchos de tus hermanos los hombres están inmersos en un relativismo suicida. Porque como católico comprometido sabes que tienes un deber con la Verdad, con la Justicia y el Bien.

Esta es la hora en que comienzas a cuestionarte lo que hace el Partido Popular. Y de paso de lanzar un gran mentís a quienes dicen que los católicos que hasta ahora han sido fieles al PP son ciegos y sordos, que no son capaces de razonar y plantar cara a la ponzoña, a la tentación de la mediocridad.

De momento no sabes qué harás. Quizá decidas seguir en el mismo partido para intentar "cambiar las cosas desde dentro", o seguir buscando un lugar donde no te miren raro por ser como eres, ocurra lo que ocurra en unas elecciones que cada vez valen menos. A tí no te engañan más. Por lo tanto, en este tu primer mensaje, no puedo menos que darte mi más sincera enhorabuena. Decidas lo que decidas después, has dado un paso como un hombre libre. Y la libertad engancha, cuidado.

¿O me equivoco?


Lea lo que otros dicen sobre: , , ,

2 comentarios:

MCB dijo...

Esta carta merece una reflexión profunda. En cierto modo, yo me doy por aludido: sigo siendo un poco ingenuo. Prometo meditar al respecto...

Embajador en el Infierno dijo...

Me alegra lo que dices. Ya me contarás.