domingo, julio 8

Reacciones al Motu Proprio Summorum Pontificum

La blogosfera católica está que arde con el asunto.

El comentario de Pacopepe está lleno de sentido común y lo comparto casi en su totalidad. Tampoco hay que perderse los comentarios a la entrada algunos de los cuales son bastante interesantes.

En Rorate Caeli (inglés) hay de todo, significativamente la agria reacción de un obispo italiano. El arzobispo de Arundel y Brighton tampoco es partidario (en inglés).

El reputado vaticanista Sandro Magister también tiene un par de observaciones que hacer (en español).

Sacristán Serrano hace un recorrido de celebraciones blogosféricas.

Un rápido análisis en español sobre el Motu Proprio lo tienen en La Honda de David.

El Padre Zuhlsdorf ha estado posteando todo el fin de semana sobre el Motu Proprio y en su blog hay de todo (hasta un aviso para participar en una encuesta de AOL). Particularmente interesante la reacción (y comentarios del Padre Z) del Cardenal francés Ricard. Secretum Meum Mihi da cuenta de otras reacciones episcopales bastante más positivas (en español).

El obispo de Tarazona, Don Demetrio Fernandez ha escrito un artículo (bastante flojito y hasta me atrevería a decir bastante insustancial) sobre la decisión del Papa. Supongo que refleja el hecho que en España (al contrario que en otros paises) el impacto práctico del Motu Proprio es improbable que sea significativo a corto plazo.

Los de Zenit (versión española) para variar miccionando fuera de tiesto y no enterándose en absoluto de que va esta película. Confieso que hace unos años doné dinero a esta agencia y dejé de hacerlo por la constante publicación de absurdos artículos como este.

El blog católico-satírico Creative Minority Report (en inglés) lanza una andanada divertidísima.

ACTUALIZACION: Interesante un comentario en la entrada del blog de Pacopepe que copio entero:

La supresión del latín de la liturgia contradice en primer lugar el artículo 36 de la Constitución conciliar sobre liturgia, que ordenaba: "Lingua latinae usus in ritibus latinis servetur". Sin embargo, dicho uso se restringió desde el principio a la recitación del Canon, y fue luego totalmente abrogado con la vulgarización integral de la Misa. Contradice la Mediator Dei de Pío XII, que reafirmaba "las serias razones de la Iglesia para conservar firmemente la obligación incondicionada para el celebrante de usar la lengua latina". Contradice la Veterum sapientia de Juan XXIII: "Que ningún innovador se atreva a escribir contra el uso de la lengua latina en los sagrados ritos (...) ni lleguen en su engreimiento a minimizar en esto la voluntad de la Sede Apostólica" (ver § 32). Contradice finalmente la Carta Apostólica Sacrificium laudis de Pablo VI mismo contra la deslatinización, la cual "no sólo atenta contra este manantial fecundísimo de civilización y contra este riquísimo tesoro de piedad, sino también contra el decoro, la belleza y el vigor originario de la oración y de los cantos de la liturgia".


ACTUALIZACION II:
Cruz y Fierro hace también un repaso a diversas entradas interesantes que aparecen por la blogosfera. De entre ellas escojo la de Luis Fernando.


ACTUALIZACION III:
Interesante artículo de La Razón sobre todo porque al final aparecen unas declaraciones del Padre Raul Olazabal, sacerdote argentino del Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote, y bien conocido por los que frecuentamos la misa tridentina en San Luis de los Franceses:

El padre Raúl Olazábal,superior del Instituto Cristo Rey en Madrid es el encargado de oficiar misa en la parroquia de San Luis de Los Franceses. Hasta ahora no les permitía hacer publicidad, pero el documento papal ha sido para ellos un espaldarazo: «El aval del Papa ha sido recibido con alegría. En septiembre está previsto que se abra una nueva parroquia en Madrid para celebrar según este rito, y estoy seguro que a partir de ahora el número de fieles aumentará en toda España», sostiene. «El número de asistentes es variable, según las parroquias y los horarios», sostiene. «En Madrid, hasta ahora el número de fieles era de unos 120. Algún domingo han llegado a asistir unos 150, pero lo habitual es algo menos. En Tenerife, rondan los 60», explica.

Según Olazábal, las personas que asisten a estas misas es «fundamentalmente gente joven. En una época de secularización hay que volver a las fuentes: los jóvenes se acercan, al principio, sin entender prácticamente nada, pero observan que el ritual es profundamente atractivo: los silencios, los gestos, celebrar mirando hacia el Santísimo... Utilizamos el misal de 1962, aprobado por Juan XXIII, un misal con un calendario propio, (y que ya no hacía ninguna referencia a la conversión de los judíos). Pero poco a poco los jóvenes se van introduciendo: hoy el 60 por ciento de los asistentes son menores de 35 años», asegura. Algo que, en último término, está relacionado con las vocaciones: «La media de seminaristas que ingresan en el Instituto cada año es de unos 15, lo cual nos da una idea de lo mucho que les atrae esta liturgia», sostiene.




No hay comentarios: