jueves, agosto 16

Anécdotas históricas: De cuando Servet le vaciló a Calvino

Miguel Servet fue un teólogo, científico y médico aragonés (aunque nacido en Navarra) mundialmente conocido por haber descubierto la circulación pulmonar de la sangre y por haber sido quemado en la hoguera por instigación del hereje Calvino. Además de sus propias herejías Servet tenía un caracter "peculiar" y sus desavenencias con Calvino llegaron a lo profundamente personal, tal como se muestra en el siguiente texto:

La correspondencia [entre Servet y Calvino] empezó en 1546 y continuó todo el año siguiente. Calvino (...) entró a disgusto en la polémica, mirando al español como un satanás que venía a distraerle de más provechosos estudios y a quien no tenía esperanza alguna de convencer. Servet empezó por proponerle sus cuestiones favoritas (...) [que] eran hechas de buena fe (...) pero Calvino le respondió con tono y dogmatismo de maestro, con lo cual Servet perdió la paciencia y, una tras otra, le escribió hasta treinta cartas (...) que pusieron el colmo a la exasperación del iracundo reformista [Calvino]: como que además de estar llenas de groseras y brutales injurias contra su persona, llamándole "improbo", "blasfemo", "ladrón", "sacrílego" y de feroces herejías contra el misterio de la Trinidad (...) afectaban un tono de superioridad insoportable para el orgullo de Calvino (...).

Calvino estaba fuera de si con estos ataques, y más cuando le remitió Servet un ejemplar de las "Institutiones religionis christianae", su obra fundamental [de Calvino] y predilecta, llena en los márgenes de anotaciones injuriosas y despreciativas para la obra y el autor. "No hubo página que no manchara con su vómito", dice Calvino. Y como si todo esto no bastara recibió al poco tiempo un enorme mamotreto que Servet había escrito: "Longum volumen suorum deliriorum", primer borrador del "Chritianismi restitutio", con esta o parecida recomendación: "Ahí aprenderás cosas estupendas e inauditas; si quieres iré yo mismo a Ginebra a explicártelas".

Calvino (...) escribió a Farel una carta (...) que termina con estas horribles palabras: "Dice que va a venir si le recibo, pero no me atrevo a comprometer mi palabra; porque si viene, le juro que no ha de salir vivo de mis manos o poco ha de valer mi autoridad".


(Tomado de "Historia de los heterodoxos españoles" de Marcelino Menéndez Pelayo)

La verdad, me he reído un montón con la chulería de Servet. Chulería que le valió la hoguera, por cierto.

Más anécdotas históricas y militares en esta bitácora.

Lea lo que otros dicen sobre: , , , ,

5 comentarios:

H dijo...

Buenisimo.

(Errata: "haber sido quemado en la hoguera por instigador del hereje Calvino." debe decir instigación, no?)

Embajador en el Infierno dijo...

H- Muchas gracias. Ya he cambiado la errata. Escribo demasiado rápido y luego me da pereza volver a leer lo que he escrito.

Crispal dijo...

#Embajador, cuando puedas pásate por aquí:

http://crispal.blogspot.com/2007/08/he-recibido-un-premio.html

Has sido agraciado con un premio.

Libertariano dijo...

Embajador, hay un libro extraordinario de Stefan Zweig sobre la polémica entre Servet y Calvino, "Castelio contra Calvino", en la que cuenta como Castelio fue el único intelectual europeo que se atrevió a criticar el asesinato de Servet.

Un saludo

Embajador en el Infierno dijo...

Libertariano- Gracias por la información. Ahora mismo estoy leyendo (a salto de mata) la "Historia de los Heteredoxos Españoles" con la que estoy flipando en colores. ¡Menudo pedazo de libro!. Creo recordar que se hace mención a Castelio, a la vez que se muestran todas las cartas que recibió Calvino de "reformadores" de la época felicitándole por la quema de Servet.