lunes, septiembre 3

Coincidencias postmodernas: En el aniversario de dos fallecimientos

El otro dia me tragué de cabo a rabo un documental en no me acuerdo que cadena de TV sobre Diana Spencer, la ex-princesa de Gales. Era una producción inglesa considerablemente equilibrada que simplemente contaba la vida, aventuras y desventuras de esta pobre mujer. Confieso que me gustó el documental, lo cual no debería sorprender a mis fieles lectores que ya saben de mis gustos marujiles.

Mi opinión después de ver el reportaje no cambió sino que se reforzó. Diana Spencer no fue víctima de la familia real británica, ni de Carlos de Inglaterra, ni era una pobre chica inocente que sobrevivió como pudo a la estrecheces del protocolo real. Verdaderamente siento decir esto de una persona que ya está muerta (y que espero que Dios la haya acogido en su Gloria) pero esta chica era un putón desorejado que se liaba con quien pasara por delante y que se mató en un coche a 200 por hora con su amante por las calles de París después de haber estado disfrutando de unas vacaciones en el mediterraneo en el magnífico yate de dicho amante y estando alojada en uno de los hoteles más caros del mundo. Aparte de eso no dejó en este mundo huella que merezca ni siquiera el nombre, aparte de unas bonitas fotos y mucho "glamour". Insustancialidad y engaño a fin y al cabo.

Claudio, que es un tio mucho más elegante y avispado que yo, lo explica más que estupendamente en su blog Diccionario para naufragos:

Por último su engañosa timidez, su inexperiencia con hombres antes del matrimonio con Charles, dieron la imagen de una chica dulce y tonta, de clase alta que encandiló a la Familia Real. Su fotogenia, su búsqueda de la publicidad la devoró, y al final buscó la seguridad en Dodi Al-Fayed, un playboy hijo de un ex-traficante de armas. Hubo un fin de semana que pasó con Dodi en su yate, el hijo del traficante de armas, mientras la semana anterior, había ido a apoyar una campaña en contra de las minas antipersonales en África. Una realidad tan falsa, que es imposible creérsela. Su vida, llegó un momento, en que no podía ser contada, sólo fotografiada.


PostData: ¿Resulta ser una simple e inocente coincidencia que precisamente durante los dias en los que se conmemoraba lacrimosa y emotivamente la muerte de Diana Spencer los medios de comunicación de todo el mundo se dedicaran a echar mierda sobre la Madre Teresa de Calcuta de la forma más rastrera, absurda y asquerosa posible?. Llamadme conspiranoico pero no olvidemos que las dos mujeres fallecieron practicamente al mismo tiempo, y resulta "curioso" el trato que se le da a la una y a la otra. Ahí lo dejo para que lo penseis.


Lea lo que otros dicen sobre: , , ,

6 comentarios:

Anónimo dijo...

En efecto se dijo de todo, tanto sobre su vida como sobre su agonía, si había ido a no sé que centro médico, en especial resultó sangrante el suplemento dominical del mundo acarca de las donaciones que recibía la orden de madre Teresa.

Quisiera aprovechar para comentar que he terminado la biografía de Guinnes, me ha resultado entretenida, por lo que respecta al capítulo que dedica a su conversión y a sus inquietudes religiosas, me ha dejado preocupado, creo que lo que vivimos ahora se veía venir, y alquien como Guinnes lo percibió muy claramente, a ver si la iglesia católica también va a acabar algunos adorando al Dios de la modernidad.
Me resultó emotivo la parte en la que comenta su retiro con los monjes cistercienses, la descripción que hace de las misas mientras salía el sol, deliciosa.

Marta Salazar dijo...

... parece que no en todo el mundo, porque en Alemania, no he visto nada en contra de la Madre Teresa, que aquí es intocable (y eso que este es un país post cristiano) y sus monjitas han pasado a ser parte del panorama callejero del país...

No sería sólo en Spain que se comportaron así con ella?

Espana, Espana, corruptio optima pessima,

perdona que sea tan directa...

Embajador en el Infierno dijo...

Anónimo- Muchas gracias por tomarte la molestia de comentar sobre el libro de Guinness. Noto cierta contención "diplomática" en tus palabras. Me da la sensación que no compartes mis entusiasmos por ese libro. Si es asi como sospecho ya te advierto que no debes contenerte acepto la crítica sobre todo cuando, por lo que se ve, esta es informada. Y sobre todo me apasiona contrastar diferentes puntos de vista sobre libros.

Marta- Demasiada porquería hay en España como para que tengas que pedir perdón.

Tal como dice Anónimo en los medios españoles se aprovecho para hacer un poco de "character assasination" , pero el golpe verdaderamente fuerte vino de los medios anglosajones a través de un reportaje de la revista TIME (ampliamente difundido por todo el mundo) sobre una supuesta "crisis de fe" de la Madre Teresa. Pinchando en el vínculo que pongo en la entrada lo podrás ver.

Anónimo dijo...

Bueno quizá sacaste esa impresión porque sólo he comentado el episodio en que narra su conversión, que me gustó mucho y como digo comparto su análisis, si bien que es pesimista o por lo menos ecéptico. Es reveladora también la anécdota que cuenta acerca de la misa de Pascua en el Vaticano, sencillamente fastuosa también, estar en el altar mayor con el Papa celebrando y cubierto por un impermeable de plástico debe ser muy chocante.
El libro me parece recomendable bajo cualquier punto de vista, es ameno, da noticias de la vida teatral y cineástica, si bien que como a mi no me gusta no sé quienes son muchas de las personas que cita.
También el capítulo que dedica a la guerra me parece muy notable, y evidencia lo absurdo de ésta, pero es de un realismo sazonado de anécdotas que la verdad es muy de agradecer, la tormenta en el adriático, la escala en Malta, la estancia en el palacio napolitano.
Me llamó la atención el episodio mexicano, que muestra como con buena educación, dirigiéndose al público en el idioma de éste puede solucionar una situacion crítica.
En lo personal se cobra aprecio por la figura de Guinnes.
Muchas gracias por la recomendación.
Juvenal

Embajador en el Infierno dijo...

Juvenal,

Sin duda se me olvidó advertir sobre la parte del libro (larga) que dedica al mundo del cine y del teatro y que efectivamente puede llegar a aburrir a quien o bien no le gusten estos temas o bien no conozca a las personas o ambas cosas a la vez.

Claro es que a mi esto no me importaba mucho dado lo interesante del resto del libro pero entiendo que puede llegar a cansar.

En fin, te vuelvo a dar las gracias por tus comentarios. No te oculto que a uno le hace ilusión que al menos una persona se preocupe por seguir sus recomendaciones de lectura.

Por cierto, ¿Eres el Juvenal de la bitácora de la Cigüeña?.

Saludos

Anónimo dijo...

El texto que colocaste como anzuelo, el de el actor con su sotana que se encuentra con el niño en la campiña que le pide lo tome de la mano, revelaba sin duda a una persona con cierta sensibilidad, además el hecho de ser un converso añadía un plus por cuando que entiendo que ello implica una persona inquieta que quiere conocer la verdad y que cuando cree encontrarla se adhiere a ella pese a los prejucios, que por cierto en el libro también están contados, la persecusión y tolerancia hacia los papistas por el anglicanismo oficial, la terrible desunión de los anglicanos, para mí era ya bastante sugestivo.
Realmente es recomendable vivamente.
El trazado que con pocas palabras hace de las personas quizá se vea muy bien en el reverendo anglicano Tokynson. Guinnes consigue una cosa que he visto pocas veces, y es retratos creibles sin caer en tópoicos. Desgraciadamente la imagen que da de España no puede ser más tópica, y es una excepción en el libro, aquello de la señora de la taberna con la virgen y lo de los nobles con trompetilla en el tablado no me gustó.
Y sí soy el mismo juvenal