miércoles, octubre 3

Pactado y bien pactado: Ahora es el otro lado el que confirma las sospechas

Se ve que la entradita que metí el otro dia: "Pactado y bien pactado" va a dar para mucho más de lo que uno, en sus más calenturientos sueños, preveía. Si ayer ya hice notar que se iban confirmando ciertos aspectos en cuanto al conchabamiento nacional-socialista hoy me ha sorprendido (de verdad me ha sorprendido, no lo esperaba ni tan pronto ni tan claro) el reconocimiento de un significado pepero acerca de lo que conviene hacer. Vease lo que escribía un servidor el otro día:

¿Alguien se cree que el PP vaya a liderar la revolución ciudadana que esta situación exige?. ¡Oiga por favor!.¡Que con las cosas de comer no se juega!. No señor, no. Ahora mismo están en modo "control de daños". (...) Son políticos profesionales y es ontologicamente imposible que asuman ningún riesgo. Como buenos profesionales "gestionarán" la situación a fin de salir ellos mismos personalmente lo mejor parados posible.


Vease lo que escribe hoy mismo Luis del Pino:

En resumen, no ha pasado nada en los últimos días que no fuera casi previsible. El golpe de estado del 11-M sigue imponiendo su lógica y aproximándonos a la crisis. A estas alturas, me temo que ya no queda margen ninguno: no estamos en condiciones de evitar que la crisis estalle. Aunque sí que podemos, y no es poco, gestionar esa crisis de la mejor forma posible.


Sinceramente no esperaba que Luis del Pino fuera el primero en empezar a hacer el trabajo sucio de concienciación ciudadana que tan estupendamente le va a venir al PP y por supuesto al resto de partidos.

Lo dicho: That's all folks!. Y el último que apague la luz.


Lea lo que otros dicen sobre: , , , , , ,

4 comentarios:

El Último dijo...

Embajador:

¿Porqué me toca a mí apagar la luz?

Embajador en el Infierno dijo...

Jajajaja!!!!

Te contesto lo mismo que les digo a mis hijas cuando me vienen con el "¿Por qué yo?":

Porque eres el que mejor apaga las luces.

LUIS AMÉZAGA dijo...

Y los buitres sobrealimentados con los daños.

Ignacio dijo...

MAl las pintamos, y peores nos las confirma la realidad.
Apañados vamos.