jueves, diciembre 6

Kasper: Ese desconcertante cardenal (Actualizado)


El cardenal Walter Kasper, Presidente del Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos, es una de esas desconcertantes figuras que pululan por la curia romana. De las cuestiones más significativas por las que es conocido probablemente destaque su crítica a la declaración "Dominus Iesus" publicada en 1999 por la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fé, dirigida por el entonces Cardenal Ratzinger.

Aunque sin duda el hecho más significativo pero menos conocido de su carrera haya sido la aceptación mediante documento del pontificio consejo que el cardenal preside, y firmado por él mismo de la anáfora nestoriana de Addai y Mari. Esta aceptación implica que se da validez a un canon donde no se pronuncian las palabras de la consagración. Se puede leer una explicación completa de este grave hecho aqui.

En fin, pues parece que el citado Cardenal tiene una muy peculiar manera de entender el ecumenismo y su última hazaña consiste en echar un buen jarro de agua fría a las intenciones de conversión de un buen número de obispos, sacerdote y fieles anglicanos. Se recordará que hace relativamente poco un significativo número de adherentes a la Comunión Anglicana Tradicional ha escrito a Roma pidiendo se considerase la posibilidad de su entrada en la Iglesia Católica.

Según cuenta el The Catholic Herald (en inglés), preguntado por este hecho el Cardenal Kasper contestó:

"No es nuestra política traer a tantos Anglicanos a Roma"


Me reservo los comentarios porque pueden llegar a ser gravemente irrespetuosos. Para arreglar la jugada el mismo personaje dijo también:

"Tenemos una muy buena relación con el Arzobispo de Canterbury y en tanto que podamos estamos ayudándole a mantener la comunidad Anglicana unida"


Digo lo mismo que antes: me callo.

En la bitácora Secretum Meum Mihi (donde han hecho saltar la liebre) tienen una traducción más amplia del artículo del The Catholic Herald.

ACTUALIZACION: La cigüeña de la torre dice sobre el Cardenal Kasper:

El único consuelo es que le faltan menos de tres meses para cumplir los setenta y cinco años por lo que es muy probable que en el 2008 o en el 2009 Benedicto XVI le sustituya.


Algún comentarista en la misma bitácora apunta a una estrecha amistad entre el Papa y el cardenal. Yo de esto no se nada, de modo que solo apunto la observación.


8 comentarios:

Seneka dijo...

He intentado meter antes un comentario ... poco caritativo, digamos. Ha fallado la conexión. Está de Dios que no arremeta públicamente, pero voy a tener que confesarme otra vez de lo mismo que la última.

¡Vaya tropa!

Embajador en el Infierno dijo...

Creo yo que mejor nos ahorramos los comentarios cuando los hechos hablan por si solos.

pacomio dijo...

No se si caen en la cuenta de que una crítica al cardenal Kasper de la unvergadura de la que Uds. sostienen, alcanza, antes o después, pero de lleno, al Papa Benedicto. En efecto, de tener Uds. razón, los cargos exigirían la inmediata sustitución del purpurado por parte de quien puede hacerlo. O sea, una de dos: o no tiene Uds. razón, y por eso el Papa no sólo no le sustituye, sino que le encomienda misiones de la máxima importancia, o sí la tienen, y entonces el Santo Padre es cómplice, por la razón que sea, del desaguisado. Non datur tertium (=no hay otra posibilidad). Sean valientes y escojan. Saludos.

Embajador en el Infierno dijo...

Pacomio- Me niego a que las cosas sean tan sencillas, tan blanco y negro como usted lo pone. Yo creo que hay muchas cosas que se escapan a mi comprensión y a mi conocimiento. Poniéndolas sobre la mesa espero que haya personas que me ayuden a entender. Su comentario no me ayuda porque ese razonamiento ya lo he hecho yo hace mucho y lo he desechado.

Seneka dijo...

No se si ésto quiere decir que Pacomio hubiese "destituido" a Pedro al frente de la Iglesia después de las tres negaciones, pero se parece mucho. Por ejemplo.

Embajador en el Infierno dijo...

¿Ves?. El comentario de Seneka me ayuda a entender. Y es que a veces nos olvidamos de lo básico.

Marta Salazar dijo...

a mí me gusta la gestión de este cardenal!

No hay que creer todas las cosas que cuenta cierta prensa, pienso yo, y siempre, irse a las fuentes (las del Vaticano, claro) pienso que, desde Roma, las cosas se ven desde la perspectiva aérea, lo que a veces (muchas veces) nos falta o le falta a quienes nos informan!

un saludo grande!

Embajador en el Infierno dijo...

Bueno Marta, el artículo al que me refería era una entrevista y las declaraciones venían entrecomilladas. A mi el Catholic Herald me merece mucho crédito y creo que son gente bastante seria a juzgar por otras cosas que escriben.