viernes, diciembre 28

¿Problemas de aparcamiento?: El Angel Custodio como aparcachoches

¡Es que no falla, oyes!. Iba un servidor esta mañana camino de las oficinas de un cliente que están en medio mismo de Madrid. A estas alturas de temporada, y eso que con el asunto de los parquímetros ha mejorado bastante, aparcar por esa zona es misión imposible. Se añade además que me encontraba en un estado de cierta angustia por algunas cuestiones laborales que me traen inquieto estos días. He acudido al Rosario mientras conducía, suele venir bastante bien.

Pues nada, metido por en medio de una callejuela de la "zona nacional" (Barrio de Salamanca, para los no-iniciados) con colas de coches por delante y por detrás. No había perspectiva de sitio para aparcar hasta donde alcanzaba la vista (unos 150-200 metros). Mecánicamente (ya es costumbre) he invocado a mi Ángel de la Guarda (prefiero esta forma de llamarle, antes que la de "Ángel Custodio") y ab-so-lu-ta-men-te al instante, y cuando digo al instante, quiero decir en el mismísimo instante ha aparecido de la total y melancólica nada un bello sitio a mi derecha, apenas medio metro más allá de donde me hallaba, y donde antes no había nada más que coches.

Me lo hace siempre, pero yo no me acostumbro. Casi me ha dado un vuelco el corazón del susto.

Tenía que contarlo.

Por cierto, la fórmula familiar de invocación es: "Ángel de Dios, ángel mío, haz que encuentre un sitio en este lío".

8 comentarios:

Hartos de ZPorky dijo...

Lo probaré...

Laus Deo! dijo...

Qué bello!
El caso es que algo parecido me enseñaron a mí con el Santo Patriarca:

"San José bendito, encúentramé un sitito"

La rima es muy ingenua, pero oye, rara vez falla. Procuro no abusar, me da vergüenza para tonterías.

rojobilbao dijo...

Cariñoso tirón de orejas del Papa alembajador (alque me consta que quiere mucho)

(...)“En la oración, el hombre ha de aprender qué es lo que verdaderamente puede pedirle a Dios, lo que es digno de Dios. Ha de aprender que no puede rezar contra el otro. Ha de aprender que no puede pedir cosas superficiales y banales que desea en ese momento, la pequeña esperanza equivocada que lo aleja de Dios. Ha de purificar sus deseos y sus esperanzas”. (Spe Salvi, 33).(...)

Embajador en el Infierno dijo...

Hartos- No dejes de hacerlo.

Laud Deo- Si, la rima es ingenua. A lo mejor por eso funciona ¿no?.

Rojobilbao- Creo que el comentario que haces es muy pertinente, y me parece que le dedicaré una entrada a ese tema.

No seré yo quien enmiende la plana al Papa. Y sin embargo no puedo quitarme de la cabeza que pocas cosas han habido tan banales como el vino malo en las bodas de Caná para lo que la Virgen María requirió de todo el poder de Dios.

De las palabras del Papa creo que hay que entender muy bien que junto a lo "banal" menciona también a renglón seguido "la pequeña esperanza equivocada que lo aleja de Dios". La petición cotidiana de cosas menores por la intercesión de mi Angel Custodio es un poderosísimo método que me ayuda a mantener la Presencia de Dios y el constante sentido de Filiación Divina en medio de mi actividad diaria. Y eso es lo que entiendo quiere decir el Papa cuando recomienda: "Ha de purificar sus deseos y sus esperanzas". Rectitud de intención, al fin y al cabo, es lo que pide el Papa.

rojobilbao dijo...

(...)Ha de aprender que no puede rezar contra el otro. (...)

Y no pedir por tanto que gane tu equipo de fútbol el partido.

(...)no puede pedir cosas superficiales y banales que desea en ese momento(...)

Y no pedir sitio para aparcar, sino una buena conducción sin accidentes y una feliz llegada a destino, y si no se hallase plaza de aparcamiento, se pida al ángel custodio paciencia para hallarlo.

Pero el tirón era cariñoso ¿eh?

Embajador en el Infierno dijo...

Rojobilbao- No andaba yo muy contento con este debate, de modo que recurrí al arma secreta. Le he escrito a mi director espiritual y este me responde:

"El ángel custodio NO es Dios. Tú, a un amigo, le pides lo que quieres, lo que necesitas,... El ángel custodio es una criatura, al que San Josemaría aconseja tratar como un amigo...

El Papa escribe en otro contexto. Por un lado se refiere a Dios, no al ángel custodio. Por otro, quiere recalcar la necesidad de no banalizar nuestra relación con Dios, la necesidad de purificar nuestros deseos; lo importante que es no "usar" o "instrumentalizar" a Dios, poniéndolo al servicio de nuestras necesidades inmediatas... "

rojobilbao dijo...

Embajador dile a tu director que no haga trampas. Se pide al angel o a los santos que intercedan al Señor por nosotros. Luego son transmisores de nuestros deseos. El remitente final es nuestro Señor.

Pero bueno, al final no es sino una forma de ver nuestra relación con los que están a la diestra del Señor. Los deseos no creo que se concedan infinitamente por loq ue tiendo a pedir por cosas importantes y siempre "si conviene".

Un saludo

Anónimo dijo...

Yo tengo otro método parecido, consiste en blasfemar y soltar todo tipo de improperios.

Pues oye!!! hay veces que funciona.

Curiosamente esto es parecido a lo de arreglar a golpes la tele, frotar decimos de lotería a una bruja, etc. y que algunos malintencionados ateos se empeñan en relacionar con la SUPERSTICIÓN.