miércoles, enero 2

Dia de sorpresas: Enrique V y la guerra cultural (Actualizado)

Ha resultado ser este día un muy prometedor comienzo de año. Y lo ha sido porque me he llevado varias bofetadas virtuales y espirituales que me han despejado ostensiblemente.

Todo empezó cuando se me ocurrió contribuir al hilo del FSTM titulado "Exhorto Guerrero", una recopilación de arengas y gritos de ánimo que van desde los Macabeos en la Biblia, hasta los pilotos argentinos de la guerra de las Malvinas. Mi contribución de hoy ha sido la arenga de Enrique V de Shakespeare antes de la batalla de Agincourt. Dice así:

This day is called the feast of Crispian:
He that outlives this day, and comes safe home,
Will stand a tip-toe when the day is named,
And rouse him at the name of Crispian.
He that shall live this day, and see old age,
Will yearly on the vigil feast his neighbours,
And say ‘To-morrow is Saint Crispian:’
Then will he strip his sleeve and show his scars.
And say ‘These wounds I had on Crispin’s day.’
Old men forget: yet all shall be forgot,
But he’ll remember with advantages
What feats he did that day: then shall our names.
Familiar in his mouth as household words
Harry the king, Bedford and Exeter,
Warwick and Talbot, Salisbury and Gloucester,
Be in their flowing cups freshly remember’d.
This story shall the good man teach his son;
And Crispin Crispian shall ne’er go by,
From this day to the ending of the world,
But we in it shall be remember’d;
We few, we happy few, we band of brothers;
For he to-day that sheds his blood with me
Shall be my brother; be he ne’er so vile,
This day shall gentle his condition:
And gentlemen in England now a-bed
Shall think themselves accursed they were not here,
And hold their manhoods cheap whiles any speaks
That fought with us upon Saint Crispin’s day.


En el hilo que menciono se incluye la traducción al español y un vínculo a un video de la película que protagonizó Kenneth Branagh. La primera bofetada me la da el forista Castelnuovo dándo a la arenga una interpretación cristiana verdaderamente luminosa:

Recuerdo, y jamás se me olvidará, una meditación que predicó el sacerdote que es mi director. Empezó introduciendo con la misma arenga que has citado, remarcando especialmente estas frases: "felices pocos, nosotros, grupo de hermanos, pues el que hoy vierta conmigo su sangre será mi hermano; por villano que sea, este día le hará de noble rango". Hizo una analogía con el Sacrificio de Nuestro Señor en la Cruz, y nuestra perfectísima unión al mismo cuando comulgamos, sirviéndose de la propia arenga de Enrique V de Shakespeare para mejor entendimiento y ambientación bélica de nuestra vida de piedad.


Y después de esto me leo una traducción que ha hecho Cruz y Fierro (¡Por favor teneis que leer esto!) de un artículo antológico escrito por el apologista yanqui Peter Kreeft titulado "Como ganar la batalla cultural". No tengo palabras para describir lo extraordinario del artículo. De entre todas las cosas que dice y a riesgo de cargarme todo el interés destaco este pequeño párrafo:

¿Pero no es Dios un amante más que un guerrero?

No, Dios es un amante que es un guerrero. La pregunta falla en entender lo que el amor es, lo que el amor que Dios es, es. El amor está en guerra contra el odio, la traición, el egoísmo y todos los enemigos del amor. El amor lucha. Pregúntale a cualquier padre. El amor “yuppie”[2], como el amor del cachorro, pueden ser meramente “compasión” (esa palabra tan de moda hoy), pero el amor del padre o de la madre es guerra.




ACTUALIZACION I:
Laus Deo escribe en su blog la historia sobre el Papa Leon XIII a la que se refiere Peter Kreeft en su artículo, y que dio origen a la oración al Arcangel San Miguel que preside el ala izquierda de esta bitácora.


11 comentarios:

rojobilbao dijo...

Embajado, me casé el día de San crispíny deje memoria de tal en la hoja que servía para segir el oficio. Me ENCANTA dicho parlamento.

Schwan dijo...

Me ha dejado impresionada el artículo que has citado, el de Peter Kreeft. ¡Magnífico!

Enneas dijo...

El artículo me ha gustado. Sin embargo creo que se aleja del plano político para adentrarse en uno más espirutal que sin lugar a dudas es completamente real.

Muy buena la cita de TS Elliot.

Little screamo dijo...

Te aplaudo por la entrada. Mi más sincera enhorabuena. Por cierto, el artículo espectacular.

Buenas noches y buena suerte

Embajador en el Infierno dijo...

Rojobilbao- Yo también lo habría hecho.

Schwan/enneas/screamo- Me alegro que os haya gustado. Mi recomendación es que lo leáis más de una vez y lo mediteis porque tiene mucho más de político de lo que aparece a primera vista.

Enneas dijo...

¿Más de una vez? Hombre el artículo es bueno, pero...

Jeje. Un saludo.

Embajador en el Infierno dijo...

No, no porque sea bueno sino para entenderlo bien.

alfonso dijo...

Muy interesante la entrada y muy interesante el artículo de Kreeft. Gracias.

Anónimo dijo...

Carai soy yo o está incitando a los demás fascistas a ponerse cachondos con la violencia?

Anónimo dijo...

ah sí, por cierto: Fascistas!!!

Anónimo dijo...

ah sí, por cierto: Fascistas!!!