viernes, febrero 8

¿Se puede uno reir en Cuaresma?

No he podido evitarlo, han sido carcajadas.

Estaba echándole un vistazo a una bitácora católica yanqui que lleva el sugerente título de "El Santuario del Santo Látigazo" (The Shrine of the holy whapping). Tiene hoy una entrada muy cortita avisando de que es Viernes de Cuaresma y dice así:

It's Friday, It's Lent. You Haven't Got Any More Excuses.

No "Pick your own Friday penance," no "it's just chicken," no "you're supposed to do something penitential but we haven't a clue what," just NO MEAT. Full stop. This is not rocket science, people.

This friendly reminder brought to you by The Meat Police™.


Traducción (libre): "Es viernes, es Cuaresma. No tienes más excusas. Nada de "elije tu propia mortificación", nada de "es solamente un pollo", nada de "se que tengo que hacer alguna penitencia, pero no tengo ni idea de que", simplemente ABSTENTE DE CARNE. Punto pelota. No hay que ser Einstein para entenderlo, tronco. Este amable recordatorio les ha sido ofrecido por cortesía del Departamente Cárnico de la Policía (TM)"

La entrada es buena, pero es que los comentarios son desternillantes. Particularmente el número 5.

Lea lo que otros dicen sobre:

8 comentarios:

AMDG dijo...

El Evangelio del miércoles de ceniza decía precisamente que no había que poner "cara de recién comulgao" cuando se ayuna.

Por cierto, yo solo he aguantado el ayuno (el moderado ayuno católico) desde hace un año.

Anónimo dijo...

Pero, amigos, muchas veces se ha recordado que la obligación de la abstinencia no es para sólo dejar de comer carne. Los que somos de buen comer lo sabemos, no se trata sólo de abstenerse de comer carne, sino de procurar también ser moderados en las comidas, que se note que es cuaresma. No es cuestión de quitarse los filetes de ternera para meterse una mariscada todos los viernes, ¿no?

C.

Embajador en el Infierno dijo...

Anónimo- Eso por supuesto. Se trata de introducir algo de humor en todo el asunto para, como dice AMDG, hacer las cosas sin poner cara de cordero degollado.

Anónimo dijo...

¿Ya no venden bulas papales para que los "hombres de bien" puedan comer cuanto quieran?

Embajador en el Infierno dijo...

No, ahora se dan gratis para damnificados por la logse como tú y además tienes la posibilidad de acceder a un curso también gratuito para aprender a distinguir el agujero de la nariz del agujero del culo. Ya sabes (bueno, probablemente no) pero enseñar al que no sabe es una obra de misericordia.

Anónimo dijo...

Pues hace poco me contó un amigo que en Meco, creo recordar, al ser el lugar de la Península más alejado de cualquier puerto de mar y la dificultad de antaño para que el pescado llegara en buen estado, tienen dispensa desde tiempos inmemoriales para poder comer carne también los viernes de cuaresma.

C.

Anónimo dijo...

Olvida tu fijación con la logse, embajador, a mí me educaron curas.

Si si, como lo oyes, colegio de curas.

Y fue con ellos con los que aprendí a tener misericordia por los religiosos.

Embajador en el Infierno dijo...

Anónimo- Eso no me dice nada, absolutamente nada. O a lo mejor siguiendo tu propia lógica me dice mucho, y me dice cosas peores de las que pensaba.