lunes, marzo 17

Aita Patxi: Virtudes heróicas

Leo en Sector Católico que el viernes pasado el Papa Benedicto XVI aprobó el decreto de virtudes heroicas dentro de la causa de beatificación del sacerdote Francisco de la Pasión Gondra Muruaga, más conocido como "Aita Patxi".

El padre Gondra fue un cura pasionista que actuó de capellán en las filas de combatientes nacionalistas vascos. Supongo que por esa razón paso por varias prisiones y campos de concentración hasta que fue finalmente liberado en julio de 1939 dedicándose a partir de entonces a una intensa labor sacerdotal en Álava y Vizcaya.

Murió en 1974 a causa de una leucemia, introduciéndose su causa de beatificación en 1989.

En esta página se puede encontrar bastante documentación sobre la figura de Aita Patxi.

Traigo a colación la figura de este sacerdote pasionista porque sospecho que: 1) tiene amplias posibilidades de ser beatificado (de lo cual me alegro una barbaridad), y 2) su figura tiene también amplias posibilidades de ser tergiversada y utilizada. De modo que vayámonos enterando de quien fue D. Francisco porque dentro de poco nos lo lanzarán a la cara.


10 comentarios:

Yurremendi dijo...

Mi impresión es que no tiene mayor importancia "política" el reconocimiento de las virtudes heroicas del P. Francisco de la Pasión. Si le llamaron a filas y le nombraron capellán en un batallón nacionalista (el llamado "Rebelión de la Sal" (!) [mira que eran folclóricos y ridículos poniéndole ese nombre] no parece que se significara políticamente de ninguna manera. Además estuvo toda la vida bastante vinculado al santuario de N. S. de Angosto, en una comarca que conozco muy bien porque paso allí todos los veranos. Es una comarca donde se engarzan Álava y Burgos, muy castellana, donde no se ha hablado el vascuence en ochocientos años, y que en la guerra del 36 fue netamente "nacional". Los pasionista de Angosto son políticamente correctos, claro, pero no están politizados, por lo menos esa es la impresión que a mi me dan. por otra parte, la vida religiosa en los pueblos de por allí es muy lánguida y decadente; con decirte que en la misa dominical donde voy, que celebra precisamente un padre pasionista, soy el más joven de los fieles... (no cuento a mis hijitos, que son los únicos niños). Ya no hay misas como las de antes. Si el padre Francisco de la Pasión levantara la cabeza... Pero bueno, ciñéndonos al tema, no creo que se vaya a politizar mucho (pequeñas necedades aparte, como lo de hablar de "gudaris", o lo de adoptar el apelativo de "Aita Patxi", que son ambas cosas del lenguaje nacionalista). De toda la vida a los sacerdotes se les había llamado en vascuence "padre", así, en castellano, y no "aita", que así se llamaba solamente al papá. Pero, bueno, eso hace tiempo que lo cambiaron. Qué pereza...

Embajador en el Infierno dijo...

Yurremendi- Muy de acuerdo contigo en que todo parece que este sacerdote lo único que hizo durante toda su vida fue vivir intensamente sacerdotal. Pero sospecho (porque ya lo he visto) que otros (especialistas en tergiversar la historia) quieran darle un tinte "especial". Y si, a mi me llamó la atención lo de los "gudaris" y lo de "aita Patxi".

sambenito dijo...

Carlos Ibáñez Quintana sabe algunas cosas de la historia de Aita Patxi (para variar). Creo que en alguno de los últimos números de Ahora Información debió salir un artículo suyo sobre los curas fusilados por los nacionales, a raíz de unas declaraciones de Anasagasti cuando la beatificación de los 498 mártires españoles. Aita Patxi estaba por ahí en medio. Creo recordar que lo que contaba Carlos Ibáñez de Aita Patxi es que, aunque los nacionales le maltrataron, fueron los rojos quisieron matarle, pero esto se cuidadosamente ocultado por el totalitarismo oficial.

sambenito dijo...

Joer, ni que estuviera ahíto de orujo, y en Miércoles Santo:

Quiero decir que aunque los nacionales le maltrataron, fueron los rojos quienes quisieron matarle, pero esto es cuidadosamente ocultado por el totalitarismo oficial.

Leñe.

Yurremendi dijo...

Embajador: por supuesto que tienes razón en lo del tinte que se le quiere dar, pero me temo que poco más podrán sacar de ahí. Ya te digo que por Angosto hubo más carlistas que "gudaris" (vamos, es que "gudaris" no hubo, y antes de la guerra, si por acaso había algún nacionalista en los pueblos de por allí, solía ser el cura, que no era natural. Pero, mira, para salir de dudas, este verano les voy a preguntar directamente a los pasionistas de Angosto si hay quien pretenda politizar la figura de "Aita Patxi".

Sambenito: Si encuentras el texto de Carlos Ibáñez te agradecería que nos pusieras el enlace. Claro que desde Orduña, el pueblo de Ibáñez, se llega a Angosto en media hora, y eso que hay que subir el puerto.

Embajador en el Infierno dijo...

Sambenito- Te digo lo mismo que Yurremendi- a ver si encuentras el artículo y lo ponemos.

Yurremendi- Quedas pues emplazado para mandarme el material resultante de tu investigación de campo para que pueda ponerlo en esta bitácora.

rojobilbao dijo...

Un texto de Carlos Ibañez al respecto:

Lo que no cuenta Arzallus

Que Ariztimuño fue hecho prisionero cuando ibaen barco de Francia a Bilbao. Poco antes había escrito en Euzkadi de Bilbao incitando a los jóvenes nacionalistas, que dudaban, a que tomasen las armas en defensa de la República.
Que dos sacerdotes de Rentería se presentaron en Oyarzun a los requetés diciéndoles que Rentería estaba abandonada. Una sección de requetés fue enviada y cayó en una celada, resultando aniquilada. Los sacerdotes fueron fusilados.
Que Mendicute en un mitin nacionalista había dicho que "eso de que el Corazón de Jesús reinará en España es una patraña, porque ni España puede llegar a tanto, ni el Corazón de Jesús tan bajo".
Del resto de los fusilados, casi todos habían tenido alguna participación en la lucha a favor de los rojos. Con esto no justificamos la pena que se les impuso que pudo ser excesiva en algunos casos.
Todos aquellos sacerdotes pusieron en un mismo plano el amor a la patria inventada por Sabino, que el amor a Dios. Otros muchos estaban en la misma situación. Se ocupaban más de la política que de la Fe. Y se siquieron ocupando los supervivientes, que eran todos los demás. Así hemos llegado hoy a la triste situción de la Iglesia en el Pais Vasco.
Arzallus no menciona a los siguientes sacerdotes nacionalistas notorios fusilados por los rojos:
Victor Alegría Uriarte, en el Cabo Quilates
Benito Atucha Aguirrecelaya, en Ceánuri
Rufino Ganuza Rodríguez de San Pedro, en el Cabo Quilates.
Fermín Gorostiza Iturrita en Usánsolo.
Arzallus se calla que si ha llegado a ser personalidad es gracias a su paso por la Compañía de Jesús que le sufragó los estudios. Y ello fue posible porque lo primero que hicieron los sublevados fue permitir a España el regreso de la misma.
Entre esos sacerdores que tuvieron que ejercer su apostolado por otras tierras de España, puedo aportar el testimonio de D. José María Duñabeitia, que celebraba en Durango las misas del día de los Mártires de la Tradición y del 25 de septiembre, cuando los demás curas se negaban a hacerlo. Regresando a Bilbao, después de una de esas misas me contó que había estado en un pueblo de la Mancha donde le habían dedicado una calle, por su labor durante el tiempo de destierro. "Si aquella condena sirvió para que ho desarrollara una labor de hombre de Dios, que les dejó agradecidos a mis feligreses, ¡Bendita condena!"
Como vemos, algunos sacerdotes nacionalistas dieron más importancia a su carácter sagrado que a la política. De entre los capellanes de gudaris puede que llegue a los altares el pasionista Aita Patxi. Quien entre los curas "progres" de Vizcaya, nacionalistas, era calificado como "un tabarra" por la insistencia con que encarecía el rezo del Santo Rosario.
Las circunstancias personales que concurren a el Sr. Arzallus, le convierten en una de las personas menos adecuadas para tratar de éstos temas como lo hace.

Anónimo dijo...

Rojobilbao: gracias por el texto. Pobre "Aita Patxi", seguro que era un "tabarra", es decir, un sacerdote a la antigua, basta con ver la foto del cilicio y la disciplina. Ibáñez menciona a los jesuitas. Esos sí que están politizados hasta el tuétano, ahora en clave nacional-separatista, porque en tiempos de Franco eran los más desvergonzadamente franquistas. Mejor harían en azotarse las carnes.

Yurremendi.

vcolumna dijo...

La web de apoyo a la causa no parece nacionalista (sólo basta ver los enlaces -incluye enlace a la CEE y no a los obispados nacionalistas-)

Embajador en el Infierno dijo...

Vcolumna- No lo parece y no creo que lo sea. No van a ser esos los que en su caso hagan uso partidista de la beatificacion.