martes, abril 22

¡Así cualquiera saca pecho!

Continuando con el culebrón peperoni me encuentro con un excelente (como de costumbre) artículo de Ottinger donde desenreda la trama que no aparece en los periódicos del régimen. La entrada es esencial para entender bien lo que se cuece dentro del PP, y de todo lo que dice entresaco:

El problema que presenta Aguirre es que Aznar blindó el poder del líder popular. No es que pensase en Rajoy, sino que lo hizo en él mismo. En tiempos del hiperliderazgo, Aznar reformó el reglamento para que cualquier candidatura que se presentase a un congreso del partido requiriese 600 compromisarios como condición previa. Una cifra nada despreciable pues más o menos hay unos 2.500. Una medida clásica en los partidos presidencialistas y que responde a la incuestionable figura del líder que la llevó a cabo.


Es este un importante factor a tener en cuenta y posiblemente sea una de las causas por las que Esperanza esté reculando. En cualquier caso a mi no me parece que el momento esté maduro para que nadie se lance a saco a disputarle a Rajoy la presidencia. No olvidemos que el siguiente congreso del PP es dentro de 3 años, justo antes de las próximas generales. Ese será posiblemente el instante adecuado.

No dejeis de leer el artículo de Ottinger, incluye otro par de cosas de mucho interés que no voy a poner aquí.


Lea lo que otros dicen sobre: , , ,

No hay comentarios: