domingo, abril 6

Colaboracionista

¿He caído en la trampa?. La verdad no lo se, ahí que me he lanzado.

Ignacio convoca a la blogosfera a que participe en la bitácora de Alfonso Serrano que por lo que se ve es un mandamás peperoni deseoso de escuchar la voz de la ciudadanía.

Pues nada, la voz del menda dice lo siguiente:

Solamente porque Ignacio lo pide me paso por aquí para dejar un par de ideas. Sinceramente y sin ningún ánimo de ofenderte a mi me parece que este blog que has abierto es o bien una muestra de cándido voluntarismo (lo cual sería muy de alabar) o la pedorreta cumbre al electorado (dadnos vuestras ideas que ya nos ocuparemos que duerman el sueño de los justos en la papelera, bajo la ilusión de que tenéis alguna participación en política).

En fin mis ideas:

- Listas abiertas ya. Que los representantes de los ciudadanos tengan que dar cuenta concreta de lo que hacen a sus concretos representados.

- Mandato imperativo. Yo te elijo para que hagas esto, no para que hagas lo que el partido dice que hagas. Transparencia concreta y real.

- Financiación de los partidos exclusivamente a través de sus afiliados. Absoluta transparencia en donaciones superiores a 1000 Euros.

- Independencia absoluta del poder judicial. Sus órganos directivos los elijen los jueces y los fiscales. Eliminación de la figura de un Fiscal General elegido por el Ejecutivo.

- Independencia del legislativo y ejecutivo. Elección directa del presidente del gobierno. Los ministros no pueden ser diputados ni senadores. Cada uno a lo suyo.

- Referendums via Iniciativa Legislativa Popular. Nada de que se discuta en el parlamento. Si se reunen 500.000 firmas referendum al canto con valor decisorio. Los referendums los organiza y convoca un órgano independiente del gobierno.

- Y la guinda final: yo como católico solamente votaré a un partido que se rija por los cuatro principos no negociables establecidos por el Papa Benedicto XVI: i) respeto a la vida desde la concepción hasta la muerte natural, ii) el matrimonio es de uno con una y abierto a la vida, iii)libertad de enseñanza con los padres como únicos responsables de la educación de sus hijos, iv) el Bien Común, contra todo tipo de corrupción y también como opción preferencial por los más débiles, cultural y económicamente.

Al ser estos principios de absoluto y total sentido común entiendo son asumibles por cualquier persona de bien como un mínimo indispensable para hacer una sociedad más humana y más justa.





Lea lo que otros dicen sobre: , , , ,

16 comentarios:

Ignacio dijo...

Muchas gracias embajador.



Mis respetos, sra. Embajadora.

rojobilbao dijo...

El Bien Común es algo tan dificil de definir con certeza que para mi es algo practicamente inaplicable y abierto a desvaríos. ¿Es bien común la no desaparición del lince ibérico? Un ejemplo.

Seneka dijo...

Va a tener razón ignacio con el tema de tu heterodoxia en los últimos días.

Un poco de flagelatio no te vendrá mal.

Embajador en el Infierno dijo...

Ignacio- De nada hombre.

Rojobilbao- Lo del "Bien Común" podría dar para un larguísimo e interesantísimo debate en el FSTM. Concretando coyunturalmente diríamos que como poco deberíamos abogar por una estructura de representación política donde primaran los intereses de los ciudadanos en vez de los intereses de partido.

Ya que lo preguntas confieso que el asunto del lince ibérico me lleva afectando muchos años (no es coña). Soy un firme defensor de la necesidad de luchar por la preservación de la biodiversidad y si, creo que eso es asunto de bien común sin ninguna duda. Otra cosa es que las medidas que se tomen estén pensadas con el culo (con perdón).

Seneka- ¿Qué quieres tronco, que empezara con proponer la inmediata restitución de la Unidad Católica?. Un poco de mano izquierda hombre....

Seneka dijo...

A mi no me mires. El titular que le has puesto al artículo lo dice todo sobre tu mala conciencia.

Seneka dijo...

By the way:

-- El bien común.

El segundo principio clásico de la doctrina social de la Iglesia es el principio del bien común. El Concilio Vaticano II lo define como «el conjunto de condiciones de la vida social que hacen posible a las asociaciones y a cada uno de sus miembros el logro más pleno y más fácil de la propia perfección» («Gaudium et Spes» 26, ver GS, 74; y El Catecismo de la Iglesia Católica, 1906).

El hombre, creado a imagen de Dios que es comunión trinitaria de personas, alcanza su perfección no en el aislamiento de los demás, sino dentro de comunidades y a través del don de sí mismo que hace posible la comunión. El egoísmo que nos impulsa a buscar nuestro propio bien en detrimento de los demás se supera por un compromiso con el bien común.

El «bien común» no es exclusivamente mío o tuyo, y no es la suma de los bienes de los individuos, sino que crea más bien un nuevo sujeto nosotros en el que cada uno descubre su propio bien en comunión con los demás. Por ello, el bien común no pertenece a una entidad abstracta como el estado, sino a las personas como individuos llamados a la comunión.

El hombre es fundamentalmente (y no sólo circunstancialmente) social, relacional e interpersonal. Nuestro bien común es también necesario para mi propia plenitud, para mi propio bien personal. Cada persona crece y alcanza la plenitud dentro de la sociedad y a través de la sociedad. Por ello, el bien común se distingue pero no está en oposición al bien particular de cada individuo. Con mucha frecuencia tu bien y mi bien se encuentra en nuestro bien común.

El bien común se opone al utilitarismo, la idea de la felicidad (placer) más grande posible para el mayor número posible de personas, que inevitablemente conduce a la subordinación de la minoría a la mayoría. Por eso, la excelencia e inviolabilidad de la persona humana individual excluye la posibilidad de subordinar el bien de uno al de los demás, de tal modo que se convierta el primero en un medio para la felicidad de los demás.

http://www.catolicos.com/socialdoc11.htm

Embajador en el Infierno dijo...

Seneka- Si la verdad es que mala conciencia tengo. Pero lo he hecho por lo que lo he hecho y las razones son las que son, y además no pueden ser públicas.

Por lo demás el texto que has puesto es estupendo. Me ha gustado eso de:

"..sino a las personas como individuos llamados a la Comunión.". (Me permito la mayúscula para hacerme ilusiones, je, je...)

rojobilbao dijo...

«el conjunto de condiciones de la vida social que hacen posible a las asociaciones y a cada uno de sus miembros el logro más pleno y más fácil de la propia perfección»

Libertad jurídica y seguridad. Pocas cosas más. Desde luego el lince queda fuera. Y como el animal, el cine español o los deportistas olímpicos.

Yurremendi dijo...

Presidente de Gobierno? Y elegido en sufragio directo? Vamos, hombre... Un Rey legítimo que reine y gobierne, y que presida los consejos de ministros. Los partidos políticos desaparecen; los linces y demás fauna, flora y paisaje del patrimonio natural nacional recibirán un trato de excepción: serán considerados patrimonio común sagrado, como toda criatura salida de la mano del Hacedor. Se empezará a destruir autopistas, a demoler complejos turísticos.

Seneka dijo...

RojoBilbao: si lo que buscas son recetas, desde luego es un partido político lo que necesitas.

La DSI te proporcionará los mejores ingredientes, pero nunca las recetas. Las recetas para cocinar con estos ingredientes son cosa tuya y mía.

Enneas dijo...

Embajador, y a mi que te estas convirtiendo en un conservador...

Embajador en el Infierno dijo...

Rojobilbao- Bueno, yo personalmente, y hasta que el Papa no lo aclare creo que de hecho va mucho más allá y significa, de hecho, una llamada al patriotismo. Patriotismo tal como viene recogido en el Catecismo cuando trata del 4º Mandamiento de la Ley de Dios. Patriotismo no tiene nada que ver con nacionalismo, aclaro.

Te pongo un ejemplo concreto. Hace no mucho hablaba yo con un votante del partido Familia y Vida. Un ex-peperoni que se dio de baja por todos los temas de Familia y de Vida. Y el me decía que lo que proponíamos los carlistas o AES estaba muy bien, pero que el rollo del patriotismo no acababa de verlo. De hecho, me dijo, él sería feliz si Madrid se desgajara del resto de España y mientras aqui viviamos felices a las demás provincias, regiones y CCAA les dieran pomada. No es ninguna coña, hablaba muy en serio.

Te estoy hablando de un padre de familia muy numerosa, de misa, rosario y oración diarias. No es un cualquiera, te lo aseguro.

Ahí le espeté yo el cuarto principio y lo puse en términos de ese patriotismo.

Por lo demás, lo del lince me parece estupendo que quede fuera de las competencias directas del Estado. Pero no me cabe duda que es asunto de bien común, aunque las iniciativas para su salvaguarda no tengan que realizarse de forma directa por el Estado.

Yurremendi- Las medicinas, sobre todo si son fuertes, a cucharaditas. Al final entrará todo, pero a cucharaditas.

Seneka- Yo antes que un partido político prefiero una Comunión de hombres y mujeres libres.

Enneas- Te estás ganando una colleja.

Yurremendi dijo...

Cucharaditas- Ya se ve que has tenido que dar muchas papillas y purés, que Dios te lo pague.

Y sé que tus intenciones de "colaboración" son buenas, como tú sabes que los amigos estamos aquí para buscarle tres pies al gato.

Embajador en el Infierno dijo...

Yurremendi- Dado que mi conciencia política anda un poco laxa ultimamente por lo que se ve, acepto encantado tu particular papel de Pepito Grillo. Conste que yo no he abdicado de nada y que no me verás militar en el lado del posibilismo, aunque algún amago si que haga.

Yurremendi dijo...

Con que "Pepito Grillo", eh? Malón, más que malón. Y por si no lo sabes, en la historia original Pinocho mata al Grillo Parlante con un martillo, y de éste no queda más que una sombra balbuciente. (Como la conciencia de muchos.)

Embajador en el Infierno dijo...

No me tientes.